El partido obtendría apenas 27 escaños si se llevaran a cabo hoy en día las elecciones, sugiere una encuesta elaborada por Panels Politics y publicada por el diario Maariv.

Para comprender el significado de este dato debe tenerse en cuenta que actualmente el Likud, encabezado por el primer ministro Benjamín Netanyahu, cuenta con 36 diputados en la Knéset (Parlamento), que a su vez está compuesta por 120 miembros.

Se le acerca al Likud, aunque aún lejos, el partido centrista Yesh Atid (Hay Futuro), liderado por el diputado Yair Lapid, con 20 escaños.

El partido Yamina (Derecha), presidido por Naftalí Bennett, un hombre del tronco nacionalista religioso, alcanza once diputados.

Mientras que Nueva Esperanza, la agrupación política del antiguo rival de Netanyahu, el ex ministro del Likud, Gideon Saar, se sigue hundiendo en las encuestas y llega solo a 10 escaños.

La Lista Unida árabe recibe apenas 8 escaños; en tanto que Raam (Lista Unida Árabe), que se separó recientemente de la primera formación, apenas si cruza el umbral electoral y consigue 4 legisladores.

El partido ultraortodoxo sefaradí Shas logra 8 escaños, y el partido ultraortodoxo ashkenazi Judaísmo Unido de la Torá 7.

El partido nacionalista secular Beitenu ( Nuestro Hogar), del diputado Avigdor Liberman, recibe ocho escaños; en tanto que el histórico Partido Laborista se alza con cinco legisladores.

El Partido Sionista Religioso logra cuatro escaños, al igual que el izquierdista Meretz y la agrupación Azul y Blanco, encabezada por el ministro de Defensa, Benny Gantz.

Cuatro partidos cruzan raspando el umbral electoral (3,25% del total de los votos emitidos), pero reciben menos del 4,0%. Esto significa que cualquier desplazamiento de votos tendría consecuencias claves para la conformación del bloque triunfador.

Con esta hipotética constelación, el bloque de partidos que apoyan a Netanyahu recibiría 57 escaños. El bloque anti-Netanyahu alcanza 63 escaños, pero las divergencias ideológicas aquí son tan profundas que es muy difícil que puedan armar una coalición para gobernar.

La encuesta revela también que Netanyahu sigue siendo el candidato favorito para el puesto de primer ministro con el 49% de apoyo frente a Yair Lapid, 40%. La diferencia se achica entre Netanyahu 44% y Gideon Saar 40%. Y la brecha se reduce más aún al comparar a Netanyahu 39% con Bennet 37%.

La encuesta fue llevada a cabo en base a una muestra representativa de 573 encuestados online con datos recolectados por Panel4All.

Las nacionales está programadas para el 23 de marzo.

FuenteAurora Israel

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorCompañías de México e Israel se asocian para ofrecer soluciones innovadoras de agricultura
Artículo siguienteAlemania: Vandalizaron el monumento que recuerda a las víctimas del campo de Jamlitz Liberose