Diario Judío México - Los restos de un millar de víctimas del recibieron su entierro en una ciudad bielorrusa en la frontera con Polonia tras el hallazgo de una fosa común en una obra en construcción.

tenía una comunidad judía numerosa y próspera antes de la II Guerra Mundial y el descubrimiento de los restos de al menos 1.214 personas en enero sacudió a muchos aún marcados por los recuerdos del .

Para consternación de algunos líderes judíos, las autoridades no suspendieron el permiso de construcción en el sitio donde pudieran hallarse los restos de otras víctimas, ofreciendo en lugar de ello sepultar los huesos descubiertos inicialmente.

Los restos fueron sepultados el miércoles en 120 ataúdes adornados con la Estrella de David en una ceremonia en un cementerio ubicado en las afueras de la ciudad y a la que asistieron funcionarios municipales, líderes de la comunidad judía y diplomáticos. Brest fue una de las primeras ciudades de la Unión Soviética en ser atacada por las tropas de la Alemania nazi en julio de 1941.

Al igual que en otras partes de Europa oriental, las autoridades nazis establecieron un gueto judío. Unas 28.000 personas se vieron confinadas allí hasta que fue destruido en octubre de 1942 cuando 17.000 residentes fueron sacados de la ciudad y ejecutados. Entre los más famosos oriundos de Brest está el difunto primer ministro israelí Menachem Begin, que ganó el Premio Nobel de la Paz en 1978 junto con el presidente egipcio Anuar Sadat. Su padre fue uno de los ejecutados por los nazis.

Regina Simonenko, líder de la comunidad judía local Brisk, lamentó que las autoridades se hayan apresurado a sepultar los restos y continúen la construcción en el sitio en lugar de realizar análisis de ADN para establecer identidades. “Se nos dijo que los análisis de ADN son costosos y toman mucho tiempo”, dijo Dimonenko a The Associated Press.

El Congreso Mundial Judío lamentó el proyecto de construcción, diciendo que es “una afrenta a la memoria de los residentes judíos de la ciudad que fueron asesinados a sangre fría en ese sitio”.

Las autoridades municipales insisten en que la base del complejo de apartamentos no se superpone con el sitio de la tumba colectiva. Las autoridades han prometido que colocarán un monumento en el área y no construirán nada sobre la tumba.