‘Absurdo’: el autor de ‘Maus’ condena la decisión de la escuela de Tennessee de retirar el libro sobre el Holocausto

El autor de “Maus”, Art Spiegelman, una novela gráfica sobre el Holocausto, condenó la votación de la junta escolar de Tennessee para eliminar la novela de su plan de estudios como “absurda”.

El cómic ganador del Pullitzer, que retrata el holocausto, fue acusado de emitir blasfemias. Diversas de los cómics han cuestionado la decisión
La Junta Escolar del Condado de McMinn en el este de Tennessee votó 10-0 a principios de este mes para prohibir el libro ganador del Premio Pulitzer, citando preocupaciones sobre el lenguaje “áspero” y el dibujo de una mujer desnuda, según las actas de la reunión del 10 de enero publicadas en el sitio web del distrito. El libro era parte de su plan de estudios de inglés y artes del lenguaje de octavo grado.

Maus: Relato de unos supervivientes, una novela gráfica completada en 1991 por el historietista estadounidense Art Spiegelman cuenta la historia de sus padres judíos que vivían en la Polonia de la década de 1940 y los sigue durante su internamiento en Auschwitz. Los nazis son retratados como gatos, mientras que los judíos son representados como ratones.

El grupo escolar comentó en primera instancia que el libro fue censurada por el uso de la palabra “perra” o el uso de “Dios” o “maldito” como insulto. Otras razones también fueron a que el libro era gráficamente excitante para los alumnos, de esa manera fue eliminado del plan de estudios.

Estos fueron algunos de que se mencionó dentro del debate:

“Puedo hablar de la historia, fui profesora de historia y no hay nada bonito sobre el Holocausto y para mí esta fue una excelente manera de representar un momento horrible en la historia. El Sr. Spiegelman hizo todo lo posible para representar el fallecimiento de su madre y estamos a casi 80 años de distancia. Es difícil para esta generación, estos niños ni siquiera conocen el 11 de septiembre, ni siquiera nacieron. Para mí esta era su manera de transmitir el mensaje. ¿Son objetables las palabras? Sí, no hay nadie que piense que no lo son, pero al quitar la primera parte, no está cambiando el significado de lo que está tratando de retratar y los derechos de autor”, comentó la intervencionista Julie Goodwin.

La novela gráfica, escrita por el dibujante de cómics Art Spiegelman se trata de un cómic alternativo publicado por entregas entre 1980 y 1991 en la revista Raw, una publicación vanguardista de cómics al frente de la cual estaban Spiegelman y Françoise Mouly.

El libro también incluye conversaciones entre Spiegelman y su anciano padre mientras lo convence de contar su historia.

Si bien no es la primera vez que “Maus” ha sido objeto de controversia, Spiegelman dijo que está alarmado por las juntas escolares de todo el país que prohíben los en medio de tensos debates sobre la enseñanza de la raza, la esclavitud y la opresión.

“No se trata de izquierda contra derecha”, dijo Spiegelman a The Tennessean, parte de USA TODAY Network. “Se trata de una guerra cultural que está totalmente fuera de control”.

Spiegelman recibió un Pulitzer por el libro en 1992.

SU FAMILIA LO SALVÓ DURANTE EL HOLOCAUSTO: Años después, un encuentro casual la llevó al amor.

A medida que se difundió la noticia sobre la decisión de la junta escolar, el Museo del Holocausto de EE. UU. dijo: “Maus ha desempeñado un papel vital en la educación de los estudiantes sobre el Holocausto al compartir experiencias personales y detalladas de víctimas y sobrevivientes”.

Maus: A Survivor’s Tale Volúmenes 1 y 2 de Art Spiegelman
“En vísperas del #DíaInternacionalDeRecuerdodelHolocausto, es más importante que nunca que los estudiantes aprendan esta historia”, dijo el museo el miércoles en Twitter sin mencionar al distrito. “Enseñar sobre el Holocausto usando como Maus puede inspirar a los estudiantes a pensar críticamente sobre el pasado y sus propios roles y responsabilidades en la actualidad”.

La medida se produjo después de una discusión entre los miembros de la junta y los supervisores de instrucción sobre el contenido del libro y la mejor manera de enseñar a los estudiantes sobre el Holocausto. Ocho “palabras malsonantes” y el dibujo desnudo estaban al frente de las preocupaciones sobre el libro, según las actas de la junta.

“Hay un lenguaje áspero y objetable en este libro”, dijo el director de escuelas del condado de McMinn, Lee Parkison, durante la reunión. No respondió de inmediato para hacer comentarios el jueves temprano.

El miembro de la junta, Tony Allman, dijo que estaba preocupado por las escenas del libro en las que se colgaban ratones de los árboles y se mataba a niños. El libro también describe el suicidio.

La supervisora ​​de instrucción Julie Goodin, exprofesora de historia, dijo que cree que el libro representa la brutalidad del Holocausto.

“No hay nada bonito en el Holocausto y para mí esta fue una excelente manera de representar un momento horrible en la historia”, dijo.

La supervisora ​​de instrucción Melasawn Knight Knight señaló que, como maestra, enseñó varios con cosas como lenguaje vulgar y violencia, incluidos “Bridge to Terabithia”, “The Whipping Boy” y “To Kill a Mockingbird”.

La junta escolar discutió la redacción de las partes del libro en cuestión y se comunicó con el autor sobre lo que estaba permitido. En última instancia, prevalecieron las preocupaciones por los derechos de autor y la junta votó para eliminar el libro y buscar una alternativa.

La junta escolar emitió un comunicado el jueves por la tarde defendiendo su decisión, citando el “uso innecesario de blasfemias y desnudez y su representación de violencia y suicidio” en el libro.

“Tomado en su conjunto, la Junta consideró que este trabajo simplemente estaba demasiado orientado a los adultos para su uso en nuestras escuelas”, decía parte de la declaración.

Spiegelman dijo que está feliz de que el libro tenga “una vida después de la muerte” como herramienta de enseñanza y cree que puede generar conversaciones y una comprensión más profunda sobre el genocidio y la opresión.

“Es un libro que se abre camino de una manera que otros no pueden”, dijo. “Permite un punto de entrada para las personas. Simplemente no quiero que se encasille como solo sobre el Holocausto o solo sobre los judíos”.

En otra parte de Tennessee, un comité escolar del condado de Williamson recomendó la eliminación del libro “Walk Two Moons” de Sharon Creech del plan de estudios de la escuela primaria, citando “contenido objetable” y “temas de peso emocional” que pueden no ser adecuados para los niños. El libro fue uno de los 31 presentados por un capítulo de Moms for Liberty, un grupo que, según un cofundador, se basa en “valores conservadores”, con capítulos en todo el país.

Ambas decisiones surgen cuando las escuelas de todo el país lidian con las preocupaciones cada vez más frecuentes de los padres sobre los temas que se enseñan en el aula y el papel que los padres deben tener en la elección de lo que se les enseña a los niños.

Encuentre a la reportera Rachel Wegner en Twitter @rachelannwegner.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorOrden y progreso
Artículo siguiente¡SE PARTE! Para que NO SE OLVIDE o Banalice el HOLOCAUSTO, ¡Tu Puedes Hacer la Diferencia! PARTICIPA