Diario Judío México - Los rabinos jefes de , Yitzhak Yosef y David Lau, junto con el Gran Rabino de Etiopía y los jefes de la comunidad etíope se reunieron hoy para analizar la situación y arribaron a un acuerdo para suspender las violentas manifestaciones que se repitieron en los últimos días por la muerte del joven Salomon Taka.

Los principales rabinos dijeron que la discriminación contra la comunidad no debe ser ignorada, pero también pidieron a la Policía de que, en su acción para prevenir la violencia, se mantenga la moderación ante los miembros de la comunidad y les permitan protestar contra el tremendo dolor en su muerte.

Asimismo expusieron todos los problemas que enfrentan los inmigrantes etíopes en términos de diálogo y entendimiento mutuos.

Los rabinos principales les aseguraron a los miembros de la comunidad que harían un llamado a todas las autoridades policiales para que ejerzan moderación y tolerancia hacia la comunidad en la realización de las protestas y actúen para aliviar a los manifestantes.

Por su parte, los líderes de la comunidad etíope se comprometieron a llevar calma frente a la situación.

El rabino principal Yitzhak Yosef expresó: “Hacemos un llamado a la comunidad etíope para que realice la protesta de manera pacífica y a la policía para que actúe con moderación hacia los miembros de la comunidad que están sufriendo su dolor por la discriminación contra la comunidad etíope”.

Por su parte, el rabino jefe de David Lau transmitió: “Entiendo los sentimientos de los miembros de la comunidad después de los sentimientos de discriminación que se intensificaron con la trágica muerte de Salomon Taka”. “Lamentablemente, hay jóvenes que llevan el dolor a lugares de violencia contra civiles y fuerzas de seguridad. Esto es inaceptable. La forma correcta de resolver los problemas es a través del diálogo mutuo y respetando a los demás”, agregó.

A la reunión asistieron el rabino jefe de la comunidad etíope, el Rabino Reuven Wabash.