Diario Judío México - Los casos 1000 y 2000 serán discutidos el domingo y lunes.

La tan esperada serie de audiencias previas al procesamiento del primer ministro ante el Fiscal General Avichai Mandelblit comenzó este miércoles a la mañana y continuó hasta la noche.

Netanyahu emitió una serie de declaraciones en su defensa, mientras que el equipo de Mandelblit permaneció notablemente silencioso.

Estas audiencias sobre el caso 4000 (el asunto Bezeq-Walla), el caso 1000 (el asunto de los obsequios ilegales) y el caso 2000 (el asunto Yediot Ahronot- Hayom) son la última oportunidad de Netanyahu para evitar una decisión de acusación final que podría determinar su continuidad en la política.

El abogado principal de Netanyahu, Ram Caspi, expresó por la mañana su confianza en convencer a Mandelblit de que retire los casos contra el primer ministro.

Otro de los abogados de Netanyahu, Amit Hadad, agregó que presentarían nuevas pruebas que Mandelblit nunca había escuchado.

Tanto Caspi como Hadad rechazaron enfáticamente cualquier conversación sobre un acuerdo de culpabilidad.

Yossi Ashkenazi, otro miembro del equipo legal de Netanyahu que estuvo presente en las audiencias, no habló a los medios.