Diario Judío México - En la Casa Presidencial se llevó a cabo hoy la segunda parte de la ronda de recomendaciones de los partidos políticos al presidente sobre quién debe ser el candidato que intente formar el próximo gobierno, en base a los resultados de las elecciones de la semana pasada.

Los partidos ultraortdoxos Yahadut HaTorá y Shas recomendaron a Binyamin Netanyahu, al igual que Yamina de Ayelet Shaked, en tanto que Avodá-Guesher y el Frente Democrático optaron por .

En la tarde de ayer, el partido Azul y Blanco recomendó a , como así también la Lista Árabe Unificada. Sin embargo, en la mañana de hoy presentaron al presidente Rivlin una carta en la que aclaraban que esta recomendación que hicieron en la tarde de ayer en la Casa Presidencial no incluye al partido Balad, que forma parte de la lista, pero se opone a recomendar a Gantz.

Fuentes de Azul y Blanco transmitieron ayer mensajes a la Lista árabe en el sentido de que no aceptarán sus exigencias, para hacer que desistan de recomendar a Gantz, pero finalmente lo recomendaron.

Por su parte, el líder del partido Beitenu, Avidor Liberman, no recomendó a ningún candidato e insistió con su postura de apoyar únicamente la formación de un gobierno de unidad.

Ahora, con las recomendaciones ya finalizadas, a Binyamin Netanyahu lo recomendaron 55 legisladores y a 54. Por tanto, el procedimiento indica que será Netanyahu quien intente en primer término formar gobierno. Para ello necesita una mayoría de 61 parlamentarios, algo con lo cual no cuenta sin los escaños de Avigdor Liberman.

Hace instantes, en la reunión de la bancada del Partido Likud, ya después de conocerse estos números, el primer ministro Netanyahu dijo que el «único camino para formar gobierno es sentarse a dialogar, para llegar a un gobierno de unidad, con concesiones».