Diario Judío México - La crisis del generó que las diferencias políticas y éticas entre los dos principales protagonistas de la escena política israelí se acorten. Ambos líderes se negaban a compartir gobierno. con mayor entusiasmo rechazaba cualquier tipo de unión.

En el día de ayer, y el actual primer ministro, Benjamín Netanyahu habrían acordado formar un gobierno de unidad. Esta decisión tendrá distintas consecuencias en la esfera política.

Netanyahu continuaría 18 meses más en su cargo, y luego sería reemplazado por , también por el mismo periodo. En el próximo año y medio, Gantz ocuparía el puesto de ministro de relaciones exteriores. Además, esta tarde el líder de Azul y Blanco inició su cargo como presidente de la Knéset (Parlamento).

La candidatura de Gantz a la presidencia del parlamento y su posible unión a Netanyahu produjo que hombres importantes de Azul y Blanco presenten su separación de la alianza como Yair Lapid y Moshe Yaalon. El partido de , Josen LeIsrael, mantendrá 15 mandatos que ganó en las últimas elecciones.

Según trascendió, en base a los acuerdos ya alcanzados para la creación de este gobierno, el partido de Gantz tendría a su cargo los ministerios de Relaciones Exteriores, Defensa, Justicia y Economía. Gabi Ashkenazi asumiría como ministro de defensa.

Por su parte, en el bloque de derecha-religioso,  Katz sería el próximo ministro de Hacienda. Arieh Deri y Yaacov Litzman continuarían al frente de los Ministerios de Interior y Salud, respectivamente. A Naftali Bennett se le ofreció el cargo de ministro de Educación.