Diario Judío México - La Corte Suprema de  decidió liberar al petrolero iraní “Grace 1”, que estaba retenido en el Peñón desde el pasado 4 de julio, tras recibir las autoridades gibraltareñas por parte de la garantía de que el crudo que transporta no será desembarcado en .

En un comunicado, el ministro principal de , Fabian Picardo, ha informado de la liberación del petrolero y ha asegurado que había pruebas de que en el momento de su detención el “Grace 1” estaba llevando su carga, de 2,1 millones de barriles de petróleo, propiedad de la Compañía Nacional de Petróleo de , a la refinería de Baniyas en .

Esto supondría infringir las sanciones impuestas por la Unión Europea a por la represión ejercida por el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad contra la población civil.

Picardo explica que en las últimas semanas ha mantenido reuniones y conversaciones con representantes de la República de para “tratar de disminuir la tensión” y facilitar la liberación del petrolero “de conformidad con la cumplimentación de todos los requisitos legales”.

El 13 de agosto, indica el ministro principal, recibió por escrito una garantía de la República Islámica de de que “de ser liberado, el destino del ‘Grace 1’ no sería una entidad sujeta a sanciones de la Unión Europea”, así como una solicitud pidiendo la liberación del petrolero.

Al considerar Picardo que con estas garantías ya no existen “motivos razonables” para la detención del buque, ha retirado los cargos, lo que ha motivado que la Corte Suprema de  haya decidido liberarlo.

Esta decisión se ha visto obstaculizada por las alegaciones presentadas por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, que había solicitado que se iniciara un nuevo procedimiento legal para que el petrolero continuara detenido.

También cuatro de los tripulantes del “Grace 1”, entre ellos el capitán, que habían sido detenidos el 11 de julio, han sido liberados.

FuenteAurora Israel
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorTranquilidad frente al Mar
Artículo siguienteDe gobiernos reaccionarios y pueblos divididos: Lecciones de Argentina
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.