La ceremonia de los premios Grammys es la panacea para todo artista musical. Si bien las luces siempre se las llevan otras categorías, la de comedia es también muy codiciada. Este año, en ese campo estuvo bien presente el sentido del humor tan característico del pueblo judío.

Tiffany Haddish, nacida en el seno de una familia judía-etíope, se llevó el galardón por su especial de comedia “Black Mitzvah”, producido por Netflix. En éste, Haddish homenajea sus orígenes judíos, los cuales profundizó luego de conocer a su padre a la edad de 27 años.

Haddish hizo su ceremonia de Bat Mitzvah el mismo día que se estrenaba el especial, a los 40 años. La ceremonia la ofició la rabina reformista Susan Silverman, hermana de Sarah, reconocida comediante.

Para quedarse con el Grammy, Haddish se impuso sobre pesos pesados de la industria. Quedaron en el camino Patton Oswald y Jerry Seinfeld, otro reconocido comediante judío.

FuenteAurora Israel

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior“Anu”: Museo del Pueblo Judío abre sus puertas en Israel
Artículo siguienteFrancia restituye un cuadro de Klimt expoliado a una judía por los nazis