Diario Judío México - El acceso a en se interrumpió el martes después de que una campaña contra la pena de muerte en el país se hiciera viral en los medios sociales, a raíz de las sentencias de muerte dictadas contra los manifestantes antigubernamentales.

El hashtag persa #DetenerlasejecucionesenIrán comenzó a difundirse por todo el mundo el martes, llegando a encabezar la lista de tendencias internacionales según Radio Farda. Poco después, los sitios web de monitoreo de informaron que el acceso se estaba suspendiendo en todo el país.

Una amplia gama de grupos y activistas aceptaron el llamado, incluyendo al exiliado Príncipe Reza Pahlavi, hijo del Shah Mohammad Reza Pahlavi que fue depuesto por la Revolución Iraní, quien circuló la versión en inglés del hashtag: #Don’texecute

Los grupos de vigilancia de informaron que los proveedores de servicios iraníes vinculados a los servicios de seguridad del régimen comenzaron a reducir las velocidades de conexión. NetBlocks.org, uno de esos vigilantes-tuiteó: “Interrupción significativa de múltiples redes en #” a las 9:30 p.m. hora local, lo que había socavado “la capacidad de los ciudadanos para comunicarse”.

bloquea después que hashtag contra las ejecuciones se vuelve viral. (Zahoor Hasan)

El miércoles, NetBlocks anunció que la interrupción duró alrededor de tres horas, describiendo el incidente como un “impacto parcial” a través de múltiples proveedores.

El régimen iraní habitualmente corta el acceso a y bloquea los sitios de medios sociales durante los períodos de disturbios. El año pasado, los usuarios iraníes se enfrentaron a una prolongada interrupción de cuando los manifestantes salieron a las calles para manifestarse contra un nuevo impuesto sobre el combustible, así como a unas condiciones de vida generalmente malas y a un rendimiento económico lento. Pero esta vez se cortó el acceso a , aunque no hubo manifestaciones públicas.

La protesta de los medios sociales se desencadenó con el anuncio el martes de las condenas a muerte de tres hombres que habían participado en las protestas antigubernamentales en noviembre. El Departamento de Estado estimó que más de 1 500 iraníes fueron asesinados por las fuerzas de seguridad que aplastaban el movimiento. También el martes, dos prisioneros políticos kurdos fueron condenados a muerte.

Las autoridades iraníes expresaron repetidamente su apoyo a las protestas antigubernamentales en los Estados Unidos en los últimos meses, instando a los manifestantes a retroceder contra el racismo sistémico y la brutalidad policial estadounidense. Pero al mismo tiempo, Teherán perseguía a las minorías étnicas en el país, además de encarcelar y ejecutar a los presos políticos.

Altos funcionarios, entre ellos el Líder Supremo, el ayatolá Ali Jamenei, y el ministro de Relaciones Exteriores, Javad Zarif, incluso expresaron su apoyo a los manifestantes estadounidenses a través de Twitter, que sigue estando prohibido en .

Se cree que ha ejecutado a más de 251 prisioneros en el 2019, segundo en el mundo después de China que mató a más de mil. Los Estados Unidos ejecutaron a 22 personas en el 2019.

El martes, Amnistía Internacional publicó una declaración en Twitter en la que pedía a Jamenei que revocara las sentencias de muerte contra los tres manifestantes. “Su juicio fue injusto, meniconaron que fueron sometidos a tortura mediante palizas, descargas eléctricas y ser colgados boca abajo”, escribió la organización de derechos humanos.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.