Diario Judío México - Un cohete que transportaba un satélite iraní no logró ponerse en órbita tras un exitoso despegue, anunció la televisión estatal IRIB.

Según un portavoz del Ministerio de Defensa iraní, Ahmad Hoseini, el cohete orbital portador Simorq lanzó el satélite al espacio con éxito pero “no logró alcanzar la velocidad necesaria” para ponerlo en la órbita designada.

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, expresó en un mensaje de Twitter, como para arrojar sal en la herida, que “ fracasó en lanzar su satélite. También están fracasando todo el tiempo en transportar armas a y Líbano, porque nosotros estamos activos allí todo el tiempo, incluso ahora mismo”.

EEUU cree que, detrás de estos intentos espaciales, la República Islámica oculta un proyecto para desarrollar misiles balísticos con capacidad para llevar ojivas nucleares y viajar a grandes distancias.

El fracaso del domingo es el primero en 2020, tras otros dos lanzamientos fracasados y un cohete que explotó en una plataforma de lanzamiento el año pasado.

Sin embargo, a principios de la década de 2010, Teherán lanzó tres satélites al espacio, a pesar de que ninguno de ellos estuvo funcionando por mucho tiempo.

niega que sus ambiciones espaciales tengan alguna relación con sus proyectos militares y planea construir al menos cinco satélites en los próximos años.