Diario Judío México - Los israelíes fueron llamados hoy a votar en las generales, en las que el primer ministro , del partido Likud, y el ex general Benny Gantz, de la Alianza Azul y Blanco, se perfilan como favoritos para formar el gobierno de los próximos cuatro años.

Netanyahu enfrenta una de las más complejas de su carrera y sus cuatro mandatos, debido a las acusaciones sobre presuntos actos de corrupción.

Aun así, las encuestas sitúan a los partidos de derecha (Likud, Nueva Derecha, Zehut, la Unión de Partidos de Derechas y las formaciones ultraortodoxas) con suficientes escaños para formar un bloque mayoritario.

Según la Oficina Central de Estadísticas, 5.8 millones de electores están convocados para acudir a las urnas y elegir a los integrantes de la Knesset (Parlamento).

Cualquiera de los cerca de 40 partidos que gane 3.25 por ciento o más de los votos a nivel nacional obtiene al menos uno de los 120 asientos del Parlamento.

Analistas estiman que el partido de Netanyahu se alíe al New Right (Nueva Derecha) y la Unión de Partidos de Derecha, un bloque de extrema derecha que incluye a Poder Judío, calificado como un partido racista extremista y antiárabe.

Bibi ha hecho campaña enfatizando sus acciones de internacional, con imágenes con Donald Trump y Jair Bolsonaro. Además de enfatizar sus intenciones de anexar Cisjordania al territorio israelí.

Netanyahu anticipó las , previstas para octubre, lo que las convierte en un plebiscito sobre él.