decidió en mayo de 1969 asentar a 60,000 en Paraguay, reveló el martes el programa "Hora Internacional" de la Corporación de Radiodifusión Pública de Israel.

La entonces primera ministra dijo en las actas recientemente reveladas de una reunión del Comité Ministerial: "Los miembros deben recordar que una vez discutimos la posibilidad de la emigración árabe a Brasil, y luego sugerimos a Zvi Zamir que enviara a alguien para hacer lo necesario hecho para averiguar y traernos los resultados de esta investigación. Zvi Zamir ahora se encuentra en una posición en la que puede decirnos cómo está el asunto después de la investigación. Se debe tomar una decisión y es muy importante que la decisión se tome con la voluntad de todos. consentimiento."

El mayor general Zvi Zamir, quien fuera jefe del Mossad en 1960, respondió: "La propuesta en cuestión es el consentimiento del gobierno paraguayo, a través del Instituto Paraguayo de Agricultura e Inmigración, para absorber por un período mínimo de cuatro años - aunque puede continuar más tiempo si las cosas se desarrollan: 60,000 árabes musulmanes, que por definición no son comunistas. Está listo para absorberlos en su tierra, cuando el gobierno israelí cumpla ciertas condiciones. Esto se confirma en una carta del Ministerio de Inmigración, con un acuerdo adjunto que no aparece en la carta del Ministerio de Inmigración ".

Se pidió a los miembros del Comité que aprobaran la propuesta del Mossad de acuerdo con el arreglo de la siguiente manera:

  • El gobierno israelí correrá con los gastos de viaje de los inmigrantes a Paraguay.
  • El gobierno israelí se asegurará de que cada persona esté equipada con aproximadamente $ 100 para las necesidades básicas de vida iniciales.
  • El gobierno israelí pagará al gobierno paraguayo $ 33 por persona por cada inmigrante
  • Al firmar el convenio, se pagará una suma de $ 350,000 para los gastos de inmigración de 10,000 personas.
FuenteArutz Sheva

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorThe Caged Lion
Artículo siguiente“Permanecer en México”… en 1939