En no existe una planeación del desarrollo económico en función de la disponibilidad de los recursos hídricos, de ahí que el país, a pesar de tener una situación climática y geográfica privilegiada, hoy sufre las consecuencias de la variabilidad del clima, el crecimiento poblacional y la pésima administración del agua, recurso que ha sido desperdiciado y contaminado, afirmó el coordinador del Grupo Parlamentario del PVEM en la 60 Legislatura, diputado José Alberto Couttolenc Buentello.

Couttolenc Buentello consideró prioritario llevar a cabo una gestión integral de los recursos hídricos, fortalecer los marcos legales e institucionales (Foto; Especial).

Lo anterior en la inauguración del foro ‘Agua: soluciones conjuntas’, organizado de forma conjunta por este Grupo Parlamentario, también integrado por la diputada María Luisa Mendoza Mondragón, y por la Universidad Autónoma del Estado de (UAEM), en presencia del rector, Alfredo Barrera Baca.

En el Centro Conjunto de Investigación en Química Sustentable UAEM-UNAM (CCIQS), Couttolenc Buentello consideró prioritario llevar a cabo una gestión integral de los recursos hídricos, fortalecer los marcos legales e institucionales para generar políticas públicas que equilibren las necesidades de la población y definir modelos sustentables de producción que permitan el uso racional del agua.

Para ello, señaló, son fundamentales la investigación científica, el desarrollo tecnológico y la formación de capital humano especializado.

Precisó que el Foro Económico Mundial ubicó a la crisis del agua entre los cinco mayores riesgos mundiales, e indicó que más de mil millones de personas viven en regiones con falta de agua y hasta 3 mil 500 millones podrían enfrentar escases de agua para el año 2025 si no se hace algo al respecto.

Por lo anterior, aseguró, la fracción parlamentaria que representa trabajará comprometida con el uso sostenible del llamado “oro azul” y para garantizar a los mexiquenses su derecho a acceder a este recurso.

La diputada María Luisa Mendoza, secretaria de la Comisión Legislativa de Recursos Hidráulicos, aseguró que de este foro ambos legisladores se llevan tareas y retos para construir políticas públicas eficientes que resulten de la colaboración entre la Universidad, el gobierno estatal y los municipios, a fin de garantizar el derecho a la salud, al medio ambiente sano y al acceso al agua a todos los mexiquenses.

Alfredo Barrera aseguró que las necesidades de la población mexiquense en materia de agua exigen multiplicar y coordinar esfuerzos entre autoridades federales, estatales y municipales, y precisó que en este tema “debemos participar todos, porque el agua es de todos y todos la necesitamos”.

Reconoció la realización del foro como el resultado de los acuerdos y convenios de colaboración celebrados entre los diputados del PVEM y académicos de la UAEM.

En la ponencia ‘Educación ambiental para el cuidado del agua’, Iván Gallego Alarcón, doctor en Ciencias del Agua por la UAEMex, destacó la importancia de la educación ambiental para lograr el uso sustentable del agua, mientras que Alejandro Tonatiuh Romero Contreras, doctor en Antropología Social por la Universidad Iberoamericana, en su ponencia ‘Estrategias para la gestión del agua’, habló de los comités ciudadanos como asociaciones que llevan a cabo la gestión, supervisión, mantenimiento y expansión de la red hidráulica local.

Estos comités, indicó, atienden a 46 municipios, lo que significa que aproximadamente cuatro millones de mexiquenses están bajo estos sistemas de gestión hídrica, que en algunos casos han sido exitosos, por lo cual, agregó, deberían ser apoyados en lugar de querer desaparecerlos, y sugirió legislar a su favor.

Marcelo Schottlender, presidente del Consejo Directivo del Center for Innovation México- A.C. habló de la importancia de pagar por el servicio de agua, aclarando que cobrarla no es sinónimo de privatizarla. Esto, al hablar del caso de , país donde había carencia de agua y actualmente se recicla 86 por ciento de las aguas residuales, el mayor porcentaje del mundo.

Propuso reconocer el costo del agua y cobrarlo a los usuarios, establecer costos diferenciados por zonas y actividades económicas, así como modelos asociativos o de redes que permitan optimizar instalaciones de riego y construir acueductos, plantas desalinizadoras e instalaciones municipales de tratamiento residual del agua.

FuenteAsí Sucede

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEl Liderazgo de una pequeña niña
Artículo siguienteIKEA en cooperación con Access Israel y Milbat crearon el proyecto ThisAbles “Mejorar la calidad de vida”