Diario Judío México - El ministro de Defensa, Naftali Bennett (foto), prohibió que ocho presos árabeisraelíes y sus familias reciban «pagos por asesinatos» de decenas de conciudadanos, una oficial de la Autoridad Palestina para garantizarles apoyo económico.

«Hemos pasado a los hechos y es otro paso en la campaña contra los terroristas; estamos trabajando para que la sangre judía ya no sea financieramente lucrativa», explicó en un comunicado.

La decisión fue adoptada en virtud de la labor coordinada de la Oficina Nacional de Lucha contra el del ministerio, el Shin Bet (Servicio de Seguridad Interior), la Policía, el Servicio Penitenciario, la Autoridad Antilavado de Dinero y otras entidades.