Diario Judío México - La policía informó hoy que 136 personas habían sido arrestadas desde el inicio de las manifestaciones por el asesinato de un adolescente israelí etíope a manos de un efectivo de las fuerzas de seguridad.

Los detenidos fueron detenidos bajo sospecha de atacar a policías, vandalismo y perturbación del orden público.

El primer ministro difundió un mensaje en el que pidió a los manifestantes que retiraran los bloqueos de carreteras. “Todos lloramos la muerte del joven Salomon Takka, abrazamos a la familia, abrazamos a la comunidad etíope, y esta comunidad es muy importante para mí y para nosotros. Sé que hay problemas que deben resolverse, pero pido una cosa: terminen el bloqueo de carreteras. Somos un Estado de derecho y no toleraremos el bloqueo de rutas. Resolveremos los problemas juntos, y respetando la ley”, declaró Netanyahu.

Desde la policía se destacó que actuó con moderación durante las primeras horas de la manifestación del martes y permitió la libertad de protesta, pero «actuará enérgicamente para detener la violencia usando todos los medios a nuestra disposición».

Las protestas se tornaron violentas el martes después del funeral del Salomon Takka, de 19 años, quien murió en un confuso episodio con un la policía.

El servicio médico de emergencia Magen David Adom dijo que atendió a 83 personas, 47 policías, 26 manifestantes, 9 transeúntes y un bombero.

La policía comunicó que 111 agentes habían resultado heridos en total.

El ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan, advirtió que no se permitirá que continúe la violencia en todo el país. Añadió que entiende “el gran dolor y el sufrimiento que decenas de miles de personas han sufrido, pero la policía debe gradualmente actuar».

«La policía ha tomado las medidas necesarias y gradualmente ha aumentado su fuerza y capacidad para enfrentar tal protesta, pero hoy, si vemos ese nivel de violencia, la policía no tendrá más remedio que utilizar todos los medios para dispersar las manifestaciones», anticipó.

Los líderes activistas han pedido que los manifestantes se reúnan esta tarde en los siguientes lugares: intercambio Kiryat Ata; Intercambio de Yokneam; Plaza de la Independencia en Afula; Intercambio de poleg; Intercambio Azrielli en Tel Aviv; Estación de policía de Rosh Ha’Ayin; Ruta 4 en la región de Rishon LeZion y Yavne; la entrada occidental a Jerusalem; entradas y salidas de la ciudad en la Ruta 431, el intercambio de El Al cerca de Ramle y Lod; el intercambio de Bilu; Intercambio Kastina; Intercambio de arena de Ashkelon; y la estación central de autobuses de Beersheba.

Erdan sostuvo, en declaraciones a la Radio del Ejército que había preocupación por la seguridad de las autoridades policiales, ya que la inteligencia sugería que había una posibilidad de que los manifestantes pudieran «disparar municiones a los oficiales de policía».

Temprano en la mañana, se comprometió a evitar la «anarquía» después de que la policía pusiera fin a las protestas de un día de duración que bloqueaban las intersecciones claves en todo el país durante horas.

«Devuélvanme a mi hijo», gritó el padre de Takka, Worka, cuando ingresaba a la funeraria en el vecindario Kiryat Haim de la ciudad norteña. “Mi hijo tuvo una alegría por la vida y amor por la vida. Él sonreía y era sensible», expresó.

«Estamos pidiendo justicia. Mi hijo ya se ha ido, pero espero que sea la última víctima. No llores por mi hijo. Exigimos que el asesino obtenga lo que merece y encuentre justicia. Ayúdame en esta lucha”, rogó el hombre.

Más de 135,000 judíos de ascendencia etíope viven en . Los que emigraron llegaron en dos oleadas principales, en 1984 y 1991, pero muchos han luchado para integrarse en la sociedad israelí.