Diario Judío México - es una palabra árabe que significa lucha, esfuerzo por alcanzar un objetivo. Se refiere a los fieles del islamismo y a sus diferentes objetivos, como sexual o defensivo. El termino se encuentra en el en diferentes contextos como “ de la persona” que habla de la lucha personal por ser una mejor persona. También alude a la acción armada que, al principio, se entendía como obligación. En el campo especifico de la ley islámica, generalmente señala la lucha armada contra las personas ajenas a la fe musulmana.

En la Edad Media se afirmaron dos formas básicas, distintas, de armada: defensiva, dirigida contra invasores, o, agresiva, preventiva, como un ataque comisionado por la autoridad pública. En ciertas ocasiones la es llamada “el sexto pilar de la fe’.

En el presente los musulmanes usan el termino  para describir tres clases diferentes de lucha:

  1. El esfuerzo del creyente para vivir su fe tan bien como sea posible siguiendo las leyes de Ala.
  2. El esfuerzo por construir una buena sociedad musulmana.
  3. El esfuerzo por defender el , por la fuerza si es necesario, también la suelen llamar guerra santa. Muchos académicos islamistas rechazan esta interpretación por ajena al termino . En árabe querrá santa seria ‘harb muqadassa’.

Muchos musulmanes aceptan que el sentido principal de es la lucha espiritual interna, pues encuentran en Mahoma la afirmación de considerarla como la más importante, idea fundamental para los sufís, sin embargo, para algunos académicos del presente, la más importante es la guerra santa.

El es claro, la autodefensa es la causa profunda de la jihad, además de fortalecer al , debe proteger la libertad de practicar su fe y luchar contra la opresión; castigar a quien rompe un juramente o disfraza un mal como un bien.

Los académicos han debatido la definición del momento cuando se puede justificar una guerra; con menos pasión hablan de la justificación de atacar a los civiles.

En abril de 2017, La ONU creo, mediante el Directorio Ejecutivo de las Naciones Unidas, una dependencia: Tecnología contra el Terrorismo (UNCTED) y fue implementada en Inglaterra por la NGO Quant Spark Foundation basada en las Naciones Unidas. Apoyan el sector global de la Tecnología al responder al uso del terrorismo en el internet respetando los derechos humanos y trabajando para promover una sociedad pública-privada para mitigar esta amenaza.

La Tecnología contra el Terrorismo se coordinó con la Jihadologia considerándola una fuente primaria de investigación academia del terrorismo. La jihadologia es un website, jihadology, aclamada y citada extensamente, y un podcast, jihaposd, creados y fundados por un proyecto personal, independiente, de Aaron Y.  Zeilin.

Zeilin estudio en varias universidades y el Medio Oriente, recibió el doctorado en el Kings Collage de Londres; es parte del equipo de investigación de la en el Cercano Oriente del Instituto Washington e investigador visitante en la Universidad de Brandeis.

La jihadologia es un website académico, un servicio de intercambio de información respecto a jihad , fuente primaria de material y análisis original. Se concentra en grupos sunni en África del Norte, Siria y la corriente de lucha en el jihadismo, su dirección y su control.

La experiencia en la investigación y su trabajo en el mundo académico y político le dan a Zeilin habilidad única y una forma práctica de entender las cuestiones complejas del y el Medio Oriente. Los propósitos del blog son académicos solamente y no apoya ningún material jihadi que presenta.

La asociación de Tecnología contra el Terrorismo y Jihadologia muestra el valor de proveer apoyo técnico a plataformas menores de internet que no necesariamente tienen las fuentes técnicas suficientes para hacer los cambios requeridos.

El número de guerreros cibernéticos está aumentando, igual que su propaganda. En abril de 2019 se inició una versión puesta al día de jihadologia para limitar su uso a los terroristas.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.