Sin lugar a dudas, la inmensa mayoría de los judíos americanos desaprueban a Trump a quien consideran responsable por el aumento del antisemitismo.

Una reciente encuesta del “Jewish Electorate Institute (JEI)” un organismo no partidista entrevistó a una muestra de 1,001 judíos que van a votar y entre sus resultados encontró que además, los temas nacionales superan el interés de la comunidad sobre el tema “Israel” como motivación para definir su voto en las próximas a pesar de que la mayoría de los encuestados se declararon “proisraelís” los mismos declararon mayoritariamente estar en desacuerdo con las políticas del gobierno israelí.

25% se declararon republicanos y el 65% demócratas.

De ellos el 12% de los republicanos está en desacuerdo con las políticas de Trump lo mismo que el 93% de los demócratas.

Igualmente, no sorprendente es que el 60% ve favorablemente a Biden y el 52% a Sanders quien es “desaprobado” por el 45% de los entrevistados lo cual es aún mucho más positivo que el 68% que desaprueba a Trump.

Blumberg no fue incluido en esta encuesta, pero lo será en las futuras.

Este resultado reivindica a la comunidad cuya opinión había sido silenciada por quienes, en los mismos círculos comunitarios habían hecho más ruido apoyando a Netanyahu y de rebote natural a Trump y haciendo parecer que toda la comunidad estaba de acuerdo con ellos abriendo así nuevamente el dialogo respecto a la cada vez mayor separación entre líderes de la "tercera edad" y los "millenials" que desaprueban el expansionismo de Netanyahu y las legalidades tanto de este como sobre todo de Trump.