Diario Judío México - Un funcionario de la Casa Blanca dijo este jueves a Efe que Kushner visitará durante la última semana de febrero Omán, Baréin, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Catar.

“Aún podríamos añadir otras dos paradas”, explicó la fuente, pero no está previsto que Kushner visite ni los territorios palestinos.

A Kushner le acompañarán el enviado de la Casa Blanca para Oriente Medio, Jason Greenblatt; el encargado de temas de en el Departamento de Estado de EUA, Brian Hook; y otros “funcionarios que han trabajado en la parte económica” del plan de paz, añadió el funcionario, que pidió el anonimato.

La Casa Blanca prevé “presentar el plan probablemente después de las elecciones” presidenciales de , “pero no se ha tomado aún una decisión final”, afirmó el funcionario.

“Las elecciones del 9 de abril en son uno de los muchos factores que estamos considerando al evaluar el mejor momento para presentar el plan de paz”, agregó.

El embajador israelí ante la ONU, Danny Danon, dijo en enero que confiaba en que la iniciativa de paz estadounidense no se haría pública hasta después de los comicios en su país, a los que podría presentarse el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Durante su gira por Oriente Medio, Kushner compartirá por primera vez “detalles significativos” de la porción económica del plan de paz que lleva casi dos años desarrollando, según informa el diario Politico.

“El plan económico solo funcionará si la región lo apoya.

Entendemos que si el aspecto político del plan no es sólido, el aspecto económico no significará nada; pero al mismo tiempo, el aspecto político no funcionará sin un plan económico en condiciones”, indicó a Politico un alto funcionario estadounidense.

Esa estrategia económica incluye un paquete de inversiones públicas y privadas en todos los sectores de la , de acuerdo con el periódico.

Las autoridades palestinas han adelantado ya que rechazarán cualquier propuesta de EUA después de las medidas unilaterales de la Administración Trump, empezando por su decisión de reconocer a Jerusalén como capital de , reclamada por como sede administrativa y religiosa de su futuro Estado.

Kushner aseguró el año pasado que Washington presentaría su propuesta de paz independientemente de si el liderazgo palestino se negaba a reunirse o tratarlo con ellos, y denunció que la postura del presidente de la Autoridad Nacional (ANP), Mahmud Abás, “no ha cambiado en los últimos 25 años”.