Diario Judío México - El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, ha encargado a la formación de un nuevo Gobierno de la Autoridad Nacional Palestina. Shtayyeh, una de las voces más críticas con Hamás, sustituirá a Rami Hamdallah como primer ministro palestino tras el fracaso de las negociaciones con Hamás para un Gobierno de unidad.

es uno de los aliados políticos más estrechos de Abbas y hasta ahora era miembro del Comité Central del partido Al Fatah. También ha participado en las negociaciones de paz con Israel, la última vez fue en las conversaciones impulsadas por el ex secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y en las que participaron Tzipi Livni e Itzjak Molcho, del lado israelí.

El primer ministro saliente, Hamdallah, anunció su dimisión en enero, tras seis años al frente de un Gobierno que fracasó en sus esfuerzos por lograr un acuerdo con Hamás.

Shtayyeh nació en 1958 y tiene un doctorado en Desarrollo Económico de la Universidad de Sussex, en Gran Bretaña. Ha sido ministro de Obras Públicas y actualmente dirige el Consejo Económico para el Desarrollo y la Reconstrucción Palestino, un organismo que canaliza las ayudas internacionales para impulsar proyectos de desarrollo en las zonas palestinas.

Es casado, tiene 3 hijos y uno de los más destacados entrevistados palestinos, también en cadenas internacionales. “No escapamos de la paz, nosotros luchamos por la paz, perseguimos la paz y queremos lograrla”, declaró hace un tiempo. Poco después también dijo: “Para nosotros, la coordinación de seguridad con Israel no es algo sagrado. Estamos dispuestos a recurrir al tribunal internacional, a la corte penal internacional, y llevar a juicio al liderazgo israelí”.

también hizo declaraciones en la televisión palestina en las que se refirió a los judíos del mundo y aseguró “no son un pueblo”. “Los judíos no son un pueblo, el judaísmo es una religión. No son un pueblo, por ello, toda discusión basada en el concepto de pueblo judío no es válida. No existe tal cosa, no hay pueblo judío, así como no hay pueblo musulmán ni pueblo cristiano”.

En esta misma línea, advirtió que “en la base del proyecto sionista-israelí hoy en día está la aspiración, el deseo de destruir la mezquita de Al Aqsa para construir allí el Gran Templo”.

Analistas locales aseguran que , el nuevo primer ministro de la Autoridad Palestina, se encuentra a partir de este nombramiento en una situación bastante positiva y favorable para ser el próximo presidente, cuando comience abiertamente la lucha interna, el día después de Abu Mazen.