La sinagoga Satmar, que organizó una gran boda en Brooklyn, recibirá una multa de $ 15,000 por violar las restricciones destinadas a reducir la tasa de infección por COVID, dijo el lunes el alcalde de Blasio, informa el NY Daily News.

La ciudad de Nueva York vivió a principios de noviembre un evento multitudinario que había permanecido oculto hasta ahora, que se han filtrado algunos vídeos. En ellos se puede ver a miles de hombre judíos, pertenecientes a la corriente de Satmar, celebrando la boda del nieto del gran rabino de la comunidad en Brooklyn, en lo que fue a una violación masiva de las regulaciones estatales del Covid-19.

La boda fue para Joel Teitelbaum, nieto del Gran Rabino Aaron Teitelbaum, jefe de la comunidad Satmar en el estado de Nueva York, y se puede ver a miles de judíos cantando, saltando y balanceándose juntos en las gradas dentro del complejo de la sinagoga Satmar Kiryas Joel en Brooklyn, ninguno de ellos con mascarilla.

La legislación actual en Nueva York establece que una casa de culto de esas características solo puede tener el 50% de la capacidad, además de que las personas de diferentes no convivientes deben mantener una distancia de dos metros y usar mascarillas. Según informa The Jerusalem Post, el salón interior tiene una capacidad para 7.000 personas y estaba en su máximo aforo.

Lo más impactante de la historia es que la boda se organizó en gran secreto, pero un artículo en la publicación Der Blatt de la comunidad, publicado después de la boda, detallaba hasta dónde llegó el liderazgo de Satmar para ocultar la organización del evento a los funcionarios estatales y municipales.

El New York Post citó el artículo de Der Blatt, escrito en yiddish, afirmando que toda la información, avisos e invitaciones para la boda se hicieron de boca en boca para evitar ser detectados y que no se utilizaron carteles, invitaciones escritas o avisos de periódicos.

Fuente20 Minutos

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDescanse en paz el Dr. Moisés Bistre Hafif Z"L
Artículo siguienteA freylekhn danktog! - Última semana con descuento en nuestro programa intensivo de lengua y cultura Yiddish