Diario Judío México - La familia de David Lasar fue diezmada durante el Holocausto pero este diputado de confesión judía se sumó recientemente a las filas del Partido de la Libertad (FPO), la extrema derecha austríaca.

Cuando se fundó, en 1956, el FPO estaba liderado por dos exmiembros de la Waffen SS.

Lasar, de 66 años, afirma que se unió a este partido en la década de 1990 porque era “el único partido próximo al pueblo, los empleados y los trabajadores que fueron abandonados por los socialdemócratas y los conservadores”, dijo a la AFP.

Diputado del FPO, menciona ahora otra razón: “Luchamos sin descanso contra el antisemitismo, especialmente el antisemitismo importando con la inmigración”, dice.

En su opinión, el suyo es el “único partido” que lucha contra el antisemitismo, junto a sus socios de gobierno del OVP, el partido del canciller Sebastian Kurz.

Desde de su retorno al poder en coalición con los conservadores en 2017, el partido de extrema derecha ha intensificado su ofensiva para aproximarse a representantes de la comunidad judía.

Sin embargo, esa comunidad mantiene la distancia con un partido en el que las expresiones antisemitas no han desaparecido.

“No vemos absolutamente ningún cambio en el seno del FPÖ”, dice Benjamin Hess, dirigente de la Unión de Estudiantes Judíos de .

Hess mantuvo un duro enfrentamiento con el vicecanciller Strache en un programa de televisión, a quien le reprochó la falsedad de su lucha contra el antisemitismo.

“Es fácil decir que soy contrario al antisemitismo, pero es mucho más difícil de distanciarse en los hechos”, aseguró.

Entre las críticas más recurrentes se menciona la influencia de círculos radicales ligados a las Burschenschaften, núcleos estudiantiles con tendencias ultranacionalistas de donde han surgido muchos dirigentes del FPÖ.

Próximo de los círculos neonazis en su juventud, el ahora viceministro de relaciones exteriores Heinz-Christian Strache se ha esforzado para pulir la imagen del FPO, insistiendo en que combate el antisemitismo, al punto de expulsar a los dirigentes más radicales.

Él mismo ha realizado viajes a . En su último viaje, en 2016, mantuvo encuentros con dirigentes del segundo nivel del partido Likud, de extrema derecha, al que pertenece el primer ministro .

También ha visitado el Yad Vashem, el memorial al Holocausto en Jerusalén.

Lasar, por su parte, también ha visitado en nombre de su partido para mejorar las relaciones con la derecha israelí y se jacta de “excelentes contactos”.

– “Antisemitismo importado” –

Según el analista Bernhard Weidinger, del Instituto DÖW, que investiga la extrema derecha austríaca, “el cálculo político es evidente”.

Cuando el actual gobierno llegó al poder, el Congreso Europeo Judío alertó que el FPO debía “mostrar tolerancia y aceptación hacia todas las comunidades y minorías”, en referencia a la retórica antimusulmana del partido.

El “antisemitismo importado” que Lasar menciona con frecuencia es un tema recurrente para Strache, especialmente desde 2015, cuando el país comenzó a recibir una oleada de unos 150.000 refugiados, en su mayoría de países musulmanes.

En febrero, Strache lanzó su propio centro de reflexión con un panel sobre el “antisemitismo islámico”.

El año pasado, el principal candidato en una elección regional, Udo Lanbauer, tuvo que retirarse cuando se reveló que el grupo universitario al que pertenecía había publicado libros con canciones antisemitas. Pero ahora ya volvió a la .

Según el Forum Austríaco Contra el Antisemitismo el número de incidentes de este tipo se duplicó entre 2014 y 2017.

Según Lasar, “muchos judíos” le han dicho: “Voto por el FPO porque son los únicos que están de nuestro lado en temas de seguridad y hablan contra el Islam radical”.

Pero Hess afirma sin embargo que aún es una visión minoritaria en la comunidad judía.

FuenteEco Diario / El Economista
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorLa vida de los otros
Artículo siguienteDiarioJudio.com forma parte de la campaña “Seis millones de botones”, una iniciativa de los jóvenes del Colegio Tarbut
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.