Diario Judío México - El gobierno de anunció recientemente que tomaría medidas enérgicas contra la libertad de expresión, y la Ministra de Justicia Christine Lambrecht afirmó que el gobierno alemán “se enfrenta al extremismo de derecha y al por todos los medios que permite el estado de derecho”. El gobierno presentó un paquete de medidas, incluyendo algunas que limitarán la libertad de expresión. De acuerdo con la agencia de noticias alemana Deutsche Welle:

“Los proveedores de servicios en línea, como , YouTube y Twitter estarán obligados a informar a las autoridades de sobre los discursos de odio, y también a transmitir la dirección IP del usuario conspicuo. Hasta ahora, a estos gigantes de los medios sociales sólo se les ha exigido que borren los discursos de odio dentro de un cierto período de tiempo”.

La controvertida ley de censura de , conocida como NetzDG, que entró en vigor el 1 de octubre de 2017, exige a las plataformas de medios sociales que eliminen o bloqueen cualquier “delito penal” en línea, como la calumnia, la difamación o la incitación, en un plazo de 24 horas a partir de la recepción de una queja del usuario. Las empresas de medios sociales reciben siete días para casos más complicados. Si no lo hacen, el gobierno alemán puede multarlas hasta 50 millones de euros por no cumplir.

Lambrecht, al anunciar el paquete, se refirió al ataque a la sinagoga de Halle, en el que un alemán, Stefan Balliet, intentó entrar en la sinagoga para matar judíos allí, pero fracasó. Posteriormente asesinó a dos personas en otros lugares. Balliet admitió que las creencias antisemitas y de extrema derecha lo motivaron a cometer el ataque. Se cree que buscó inspiración para el ataque en Internet. “Lo que la desinhibición y el desencadenamiento del odio en la red puede llevar se mostró de nuevo en el terrible ataque a la comunidad judía en Halle”, dijo Lambrecht.

Según Die Welt, el nuevo paquete asegurará que “los enfoques existentes y probados para la prevención contra el extremismo de derecha se continuarán y desarrollarán”. Específicamente, programas para promover la democracia y prevenir el extremismo… así como medidas de educación en general…” Además, según Die Welt, “se debe intensificar la labor de protección constitucional contra el extremismo de derecha” y se deben adoptar medidas para que “las autoridades de seguridad y la judicatura estén debidamente equipadas para combatir los delitos por motivos políticos de la derecha, según sea necesario”.

No obstante, la nueva iniciativa gubernamental parece estar dirigida únicamente contra el cometido por los extremistas de derecha. Parece, por ejemplo, ignorar los actos antisemitas cometidos por los extremistas islamistas, una omisión peculiar, teniendo en cuenta las conclusiones de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA): “Segundo estudio sobre la discriminación y los crímenes de odio contra los judíos en la UE, publicado en diciembre de 2018. Según la encuesta:

“Con respecto al incidente más grave de acoso antisemita, en promedio, en los 12 Estados Miembros encuestados, las categorías más frecuentemente mencionadas para los perpetradores fueron: ‘alguien más que no puedo describir’ (31 %); ‘alguien con una visión musulmana extremista’ (30 %); ‘alguien con una visión de izquierda’ (21 %); ‘un colega del trabajo o de la escuela/colega’ (16 %); ‘un adolescente o un grupo de adolescentes’ (15 %); ‘un conocido o amigo’ (15 %); ‘alguien con una visión de derecha’ (13 %)”[1].

estaba entre los 12 estados miembros encuestados.

Anteriormente, en noviembre de 2018, la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea publicó un informe titulado “ – Panorama general de los datos disponibles en la Unión Europea 2007-2017”, en el que se citaba a la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI) por afirmar que en 2017:

“Los principales autores de incidentes antisemitas son los ‘islamistas’ y los jóvenes musulmanes radicalizados, incluidos los escolares, así como los neonazis y los simpatizantes de grupos de extrema derecha y, en algunos casos, de extrema izquierda”[2].

Tal vez lo más importante, el Bundesamt für Verfassungsschutz (BfV) – el servicio de inteligencia nacional de – publicó un informe en junio de 2019 sobre “El en el islamismo”. El propósito del informe era “aumentar la conciencia pública del islamista”. Según el informe:

“Para tener una idea del alcance y las manifestaciones de la propaganda y los eventos antisemitas en el medio islamista en Alemania, desde finales de 2015 la BfV ha estado registrando… …eventos antisemitas con un supuesto trasfondo islamista…

“La grabación de estos eventos prueba que los eventos antisemitas con un trasfondo islamista no son raros en Alemania. Sólo en el período de enero a diciembre de 2017, se registraron más de 100 incidentes, desde sermones antisionistas hasta graffitis antisemitas y ataques verbales y físicos contra personas. Probablemente esto es sólo la proverbial “punta del iceberg”.

“Hasta ahora, los acontecimientos violentos se han registrado sólo de forma limitada. Sin embargo, incluso los casos individuales dejan claro que la radicalización ideológica de las personas y la incitación al odio y la violencia mediante ideas antisemitas constituyen el caldo de cultivo de las escaladas violentas.

“También es digno de mención que numerosos incidentes han sido causados por personas que hasta ahora no han tenido pruebas de un vínculo con el islamismo organizado. Por ejemplo, en abril de 2016, dos hombres árabes se dirigieron a una mujer en Berlín a causa del colgante de su collar con la forma de la tierra de . Los dos hombres entonces la insultaron con las palabras ‘¡Ustedes cagan judíos! Sois la escoria del mundo’. En diciembre de 2017, un compañero de clase árabe atacó a un estudiante judío de secundaria en Berlín con las palabras: “¡Sois unos asesinos de niños; deberíais tener vuestras cabezas cortadas! También en diciembre de 2017, dos desconocidos atacaron una sinagoga en Renania del Norte-Westfalia e insultaron al personal de la misma con estas palabras: “¡Al Quds nos pertenece! ¡Desapareced de aquí, hijos de puta!

“Estos hechos sugieren que las ideas antisemitas difundidas por los islamistas se encuentran cada vez más en los grupos sociales musulmanes fuera de las organizaciones islamistas. Queda por ver si se trata de un fenómeno permanente, tal vez incluso una tendencia sostenida.

“Sin embargo, independientemente de la perspectiva, cabe señalar que las ideas antisemitas difundidas por grupos e individuos islamistas ya representan un desafío considerable para la coexistencia pacífica y tolerante en la Alemania actual”.

La pregunta, pues, es por qué el yihadista no parece haber sido incluido en el paquete de iniciativas del Gobierno alemán para combatir el .

Sobre todo porque, en abril de 2018, según Die Welt, la canciller Angela Merkel admitió en una entrevista:

“Ahora también tenemos nuevos fenómenos, en los que tenemos refugiados o personas de origen árabe que traen otra forma de antisemitismo al país”.

Además, las autoridades alemanas no siempre parecen tomar en serio el antisemitismo islamista, incluso cuando tiene un potencial obviamente mortal. El 4 de octubre, un sirio con un cuchillo intentó entrar en una sinagoga de Berlín mientras gritaba “Allahu Akbar” y “Que se joda ”. Según el periódico regional Neues Deutschland, la policía detuvo al hombre en un hospital psiquiátrico, porque “no había ninguna sospecha urgente de un delito, sólo la sospecha inicial de allanamiento”. Además, “no había indicios de la posible radicalización del hombre”. La policía lo liberó al día siguiente, a pesar de que había sido literalmente “atrapado en el acto” por los guardias de la sinagoga.

El ataque con cuchillo frustrado, sin embargo, hizo que la administración del interior de Berlín anunciara una mayor presencia policial frente a las instituciones judías. ¿Qué sentido tiene una mayor presencia policial, cuando los potenciales perpetradores son liberados inmediatamente y sólo se les ve como causantes de una “sospecha de allanamiento”?

El Consejo Central de Judíos de Alemania criticó la liberación del hombre. “La rápida liberación del autor es incomprensible”, dijo el presidente Josef Schuster, añadiendo que la oficina del fiscal había “manejado negligentemente un intento de atacar una sinagoga”.

Las evaluaciones de la inteligencia alemana, encontradas en el Informe Anual de Protección de la Constitución de 2018, confirman la magnitud de la amenaza yihadista, no sólo contra los judíos alemanes, sino contra todos los alemanes:

“Considerando nada más que los números duros, se puede decir que los seguidores del extremismo islamista aumentaron ligeramente hasta un total de 26.560 individuos en 2018 (2017: 25.810). Si bien en 2018 no se produjo ningún ataque de extremistas islamistas en Alemania, la detección de varios planes de ataque en diversas etapas de preparación ha demostrado que no hay razón para dar el visto bueno. La situación de amenaza en Alemania sigue siendo tensa; se ha estabilizado a un alto nivel… Alemania sigue siendo un objetivo de organizaciones yihadistas como ISIL o Al-Qaeda. En consecuencia, Alemania, así como los intereses alemanes en diversas regiones del mundo, se enfrentan a una amenaza grave y constante, que puede manifestarse en cualquier momento en ataques terroristas motivados por el yihadismo”.

Habida cuenta del escenario de amenaza oficial, el Gobierno alemán debe a todos sus ciudadanos una explicación de por qué es tan “selectivo” en su respuesta al antisemitismo.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.