CARTA DE LOS ÚLTIMOS SAMURÁIS, A LA NUEVA CABALLERÍA ANDANTE.

Dedicado a Yukio Mishima y a Yamamoto Tsunetomo, cuya lectura de su obra Hagakure, siempre nos impulsa a la acción, el silencio y a una vida digna.

El sol no brilla sobre nosotros, sino en nosotros.”

-John Muir-

***

“De los Caballeros Andantes, son hoy ejemplo en Sefarad, y en Oriente”.

El lago está abajo y en el cielo las águilas.

El honor de los Samuráis es libre en esencia, así es su primer principio, y así vive el honor de su Nueva Caballería Andante, señor Escudero y noble aprendiz, han encontrado ustedes un arte de guerra milenario: El no hacer la guerra. El bravío espíritu del Samurái, vive también en el resurgimiento de la Nueva Caballería Andante. Caminan en grupos de a dos, realizando misiones por todo su país, misiones de bondad, de amor y servicio a las fuerzas del bien. ¿Quién se puede oponer a tal obra?

Ni siquiera sus más avezados enemigos pueden, pues cuando no ayudan a sus familiares, les salvan a ellos mismos de su propia catástrofe.

Solo son pequeños siervos del Señor, en sus propias palabras”. 

Fuera del mundo normalizado, vive en Occidente, esta nueva y resurgida Caballería, que en Oriente tiene sus amigos y compañeros de Vida, de defensa de la Vida y la inocencia. Incomprendidos sí, solitarios, hermanos de cielo y de tierra, como lo son el águila y el lobo.

Poderosos en su nobleza autóctona, como los incansables Alanos Extremeños, los temibles Presas Cordobeses, y los fuertes Presas Canarios, defensores reales de su país, no sólo en palabra sino en hechos.

Fuera de todo horario, de toda normalidad, insurrectos macabeos, lectores intrépidos, aventureros de una Caballería Espiritual, que quiere el bien para todo el mundo, pero corta la cizaña como buenos sirvientes del Arcángel Miguel, en su tradición Occidental.

Son humanos dedicados a la ayuda para los demás, diferentes, por eso aman la diferencia, justos, por eso no distinguen entre género, raza o cualquier intento de separación. Son universales, no sólo por su corazón y por su evidente pensamiento post-formal adquirido, lo son porque a pesar de todo, son humanos, y reconocen sus limitaciones, viven con el pueblo de a pie, con los bosques y las montañas, y tienen llaves para estar arriba y abajo.

Son leales a su creatividad en todos los sentidos y también al dicho: Ninguno somos nada ni nadie sin Dios.

Combatientes en toda penuria, hasta soportar lo insoportable, dando ejemplo, esto sí implica valor, no caer en una noche sin estrellas, no dejarse llevar por las modas del sensualismo, ni los salones lujosos de la misma mente, dominarse así mismos, gobernarse, ser el rey de sí mismos, combatiendo las debilidades, sin buscar gobernar nada ni a nadie, esta es la enorme tarea de todo Guerrero que se precie, tarea para estar más cerca de la Vida, y nada más, legítima y dificilísima, de muchos sacrificios. Los buenos guerreros, dan obra fuera del humo, las prisas, los infartos, de una artificial creación de deshumanización, la infamia de seres todos clones, de unos modelos radical y previamente seleccionados, por el imperio mecanicista de usar y tirar seres humanos.

Deben ustedes, al igual que nosotros, los Samuráis, soportar muchas calamidades y adversidades, pero al igual que vuestros Hermanos de Oriente, no estáis solos en tal trabajo, sino rodeados de estrellas.

Nuestra espada de Oriente está con la Nueva Caballería Andante, la que arroja un poco de luz, y no busca apagar la de los demás.

Compartimos por completo, su último artículo sobre el Corazón de Jesús en el mundo, y el respeto que muestran por otras culturas.

Quisiéramos desde Oriente, mencionar el sentido profundo de tres grandes frases:

“No sé nada de cómo superar a otros.

Sólo conozco el modo de superarme a mí mismo”

-Bushido-

“La observación y la percepción son dos cosas separadas; el ojo que observa es más fuerte, el ojo que percibe es más débil”.

-Miyamoto Musashi-

“La victoria de hoy es sobre tu yo de ayer, la de mañana será sobre un hombre inferior-

-Miyamoto Musashi-

En vuestro y en nuestro honor, les entregamos en ceremonia la espada del Samurái y su armadura, para que porten ustedes la espada de Occidente y la de Oriente, como grandes guerreros del Fuego Espiritual.

Del Consejo Guerrero, Golden Dragon, de los últimos Samuráis.

Tokio, Diciembre del 2020.

Registrado en el Libro Blanco de los Samuráis.

ANNO TEMPLI CMII
BRUNETE-MADRID.
Diciembre de 2020 – Kislev 5781

1 COMENTARIO

  1. La soledad del samurái es tan profunda como la del tigre en la selva..
    AFORISMO DEL BUSHIDO
    Lema del samurai y del caballero andante.

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorMarisela Escobedo. A diez años de la tragedia 
Artículo siguientePalabras de Daniel Galay al recibir el reconocimiento por su labor en favor del Yiddish y la cultura judía