La proporción de judíos en la población de cayó por debajo del umbral del 74% por primera vez este año, según revelaron los datos de la Oficina Central de Estadísticas (CBS) publicados el lunes en honor al 73er Día de la Independencia de .

El informe muestra que cerca del establecimiento del Estado en 1948, el porcentaje judío de la población era del 82,1%, mientras que hoy es sólo del 73,9%. En el 70° Día de la Independencia de , la tasa de judíos era del 74,5%, una disminución de más del medio por ciento en solo tres años.

Datos adicionales revelan que en vísperas de este Día de la Independencia, la población de es de aproximadamente 9,327 millones. La segmentación muestra que alrededor de 6,984 millones son judíos (73,9%) y alrededor de 1,966 millones son árabes (21,1%), incluidos musulmanes y circasianos, cristianos árabes (incluidos armenios) y drusos. Aproximadamente 467.000 personas se definen como otras, incluidos los cristianos no árabes, los miembros de otras religiones y los que no tienen clasificación religiosa en el registro de población.

Desde el último Día de la Independencia, la población de ha crecido en 137.000 personas, un aumento de alrededor del 1,5%. Durante este período, nacieron alrededor de 167.000 bebés, llegaron unos 16.300 inmigrantes y murieron alrededor de 50.000 personas.

Desde el establecimiento del Estado, alrededor de 3,3 millones de personas han inmigrado a , y alrededor de 1,5 millones de ellas llegaron desde 1990 con el comienzo de la gran ola de inmigración de la ex Unión Soviética. Durante este período, alrededor de 129.000 ciudadanos nacidos en el extranjero también emigraron a .

Además, según el pronóstico de CBS, se espera que la población de Israel en 2030 sea de alrededor de 11,1 millones de personas, y en 2040 se espera que la población de Israel sea de aproximadamente 13,2 millones de ciudadanos. El pronóstico también muestra que el 100º Día de la Independencia del Estado de Israel (en 2048) será celebrado por unos 15,2 millones de ciudadanos.

Los datos de CBS también muestran que a fines de 2019, aproximadamente el 46% de la población judía total en el mundo vivía en Israel y aproximadamente el 78% de los judíos en Israel eran «sabras» (nativos). Otra estadística revela que la población de Israel es una población joven, con aproximadamente el 28,1% de ellos niños de 0 a 14 años y aproximadamente el 12% de 65 años o más.

«Este año, también, la proporción de la población judía en el Estado de Israel continuó disminuyendo rápidamente, en gran parte debido a la inmigración, pero la mayoría del público desconoce los cambios demográficos tectónicos», dijo Yonatan Jakubowicz, director ejecutivo de Centro de Políticas de Inmigración israelí.

«Los datos del CBS enfatizan la importancia estratégica de una política de inmigración responsable que salvaguardará los intereses de Israel como un Estado judío y democrático», dijo.

En cambio, un estudio del Instituto de Democracia de Israel (IDI) publicado este jueves espera que el rápido crecimiento de la comunidad ortodoxa de Israel se duplique en 16 años, menos de la mitad del tiempo que tardará el resto de la población en aumentar en la misma proporción.

En su quinta evaluación estadística anual de la sociedad ortodoxa, el IDI examinó los avances en áreas como el nivel de vida, la educación, el empleo, la movilidad social, el ocio y el estilo de vida.

Basándose en datos de la Oficina Central de Estadísticas, los ministerios y agencias gubernamentales y el Instituto Nacional de Seguros, encontró que los hogares ortodoxos ganan en promedio menos de la mitad de los ingresos de otros hogares judíos, mientras que identificó tendencias que muestran que más miembros de la comunidad ingresan a la educación superior y cambian hacia trabajos mejor pagados.

El estudio determinó que la población ortodoxa, también conocida como «haredí», en Israel es de poco más de un millón de personas, con una tasa de crecimiento anual del 4,2% en la última década, más del doble del 1,9% registrado por el resto de la población israelí y más del triple de la del resto de la población judía israelí, que es del 1,2%.

A esas tasas, la comunidad duplicará su tamaño en 16 años, mientras que se espera que el resto de la población duplique su tamaño en 37. Se prevé que la población judía no ortodoxa se duplique cada 50 años a las tasas actuales.

La porción de la comunidad ortodoxa de la población general ha crecido del 10% en 2009 al 12,6% en 2020, según el informe.

Sin embargo, el informe dijo, «es muy probable que en el futuro se produzca un descenso en la tasa de crecimiento ortodoxa, debido a las menores tasas de fertilidad y al aumento de la edad del primer matrimonio». Se señala que la tasa de fecundidad de la población religiosa es de 6,5 nacimientos por mujer, lo que supone un descenso con respecto a los aproximadamente 7,5 de 2003.

La actual de ha asestado un golpe mayor al empleo de los ortodoxos que al del resto de la población judía del país, según la IDI, afectando más a las mujeres durante la primera ola. Por el contrario, los hombres sufrieron más durante la segunda ola. En general, en contraste con el resto de la población, las mujeres tuvieron mayor estabilidad en el empleo que los hombres.

Citando las cifras del Ministerio de Finanzas, el informe dice que de marzo a mayo de 2020 hubo un promedio de 35% de disminución en las tasas de empleo entre los ortodoxos (34% para los hombres y 37% para las mujeres) en comparación con los mismos meses del año pasado. Para el resto de la población judía, las cifras fueron del 19% para los hombres y el 27% para las mujeres.

En cambio, de septiembre a octubre de 2020, durante la segunda ola de infecciones de -19, hubo un descenso del 20,5% para los hombres y del 15% para las mujeres en comparación con los mismos meses de 2019. En el resto de la población judía del país, la cifra para los hombres (10%) fue menor, pero entre las mujeres (16%) fue similar a la de sus pares ortodoxos.

El empleo entre las mujeres ortodoxas ha aumentado en general, mientras que para los hombres se ha mantenido estancado en los últimos años.

Aunque entre 2003 y 2015 se produjo un marcado aumento del empleo entre los hombres, éste se estabilizó en los últimos cinco años. En 2019 fue del 52,5%, en comparación con el 52% en 2015. Sin embargo, entre las mujeres ortodoxas, el empleo aumentó entre 2015 y 2019 del 71% al 77%.

«Una razón importante de esta tendencia puede ser el recorte de los incentivos para que los hombres ortodoxos se incorporen a la fuerza de trabajo y, al mismo tiempo, el aumento de la ayuda financiera y los subsidios a los estudiantes de Torá», dijo el IDI, refiriéndose a los hombres casados que reciben becas para estudiar en los seminarios.

También se produjo un cambio en el tipo de empleo, que pasó de centrarse en la educación y, entre los hombres, a trabajos mejor pagados en el comercio. De 2009 a 2018 el porcentaje de hombres que trabajan en la educación se redujo del 31% al 27%, mientras que los que trabajan en el comercio aumentaron su participación del 11% al 14%. Durante el mismo período, el porcentaje de mujeres ortodoxas en la educación se redujo del 57% al 39,5%.

«A medida que estas tendencias aumentan y cada vez más entre los ortodoxos se emplean en ocupaciones mejor remuneradas, a largo plazo, es probable que veamos un aumento de la renta per cápita y, como resultado – un mayor nivel de vida entre los hogares religiosos», dijo la IDI.

El ingreso bruto mensual promedio de los hogares ultra ortodoxos en 2018 fue de 14.745 NIS (4.587 dólares), un 58% más bajo que el de otros hogares judíos, donde fue de 23.235 NIS (7.229 dólares). Las principales fuentes de ingresos fueron el empleo (66%) junto con los estipendios y las ayudas sociales (24%). Entre otros hogares judíos, las cifras fueron del 78% y 9%, respectivamente.

El ingreso per cápita de los hogares ortodoxos es de 3.917 NIS, menos de la mitad que el de otros hogares judíos, donde la cifra es de 7.531 NIS. La discrepancia se debió a que los hogares ortodoxos eran más grandes, el número medio de personas con ingresos era menor y los ingresos globales eran más bajos.

«Al mismo tiempo, las diferencias de ingresos pueden ser menores de lo que parecería, debido a los mayores niveles de ingresos no declarados en el sector ortodoxo», se señala en el informe.

La última década ha visto un aumento significativo en el número de niñas ortodoxas que se presentan a los exámenes de matriculación, pasando del 31% al 55%. Durante el mismo período se ha producido un descenso entre los chicos de la comunidad que se presentan a los exámenes del 16% al 13%. «Muchos de la comunidad ortodoxa están descubriendo el valor de la educación académica y de los programas de formación tecnológica de alta calidad para encontrar empleo», dijo el IDI.

Entre 2010 y 2019 el número de estudiantes ortodoxos que obtuvieron un título académico se triplicó, de modo que en 2018-2019 había alrededor de 13.100 estudiantes en instituciones de enseñanza superior. Las mujeres constituían una clara mayoría, representando el 67,5% del total.

Hubo un salto aún mayor en los programas de títulos de avanzada, que en 2019 tenían 1.630 estudiantes, cinco veces más que en 2010, dijo el IDI. Sólo en 2019-2020 hubo un aumento del 17% con respecto al año anterior.

Los estudiantes universitarios ortodoxos se sienten atraídos a estudiar materias que les permitan trabajar en sus comunidades, como la educación y la enseñanza, que son cursadas por el 31% de los estudiantes, en comparación con sólo el 15% de la población general.

Los israelíes ortodoxos tienen opiniones conservadoras sobre los roles de los miembros de la familia y la división de las tareas domésticas, según el estudio. Menos de la mitad, el 46%, cree que en una familia en la que ambos cónyuges están empleados debe haber un reparto equitativo de las tareas domésticas. Esto se comparó con el 81% de otros judíos que están de acuerdo con la declaración.

«En la práctica, las mujeres ortodoxas cargan con la mayor parte de la responsabilidad de la mayoría de las tareas domésticas, como lavar la ropa (71%), cocinar (67%) y limpiar (45%)», dijo el IDI.

1 COMENTARIO

  1. La explicacion de esa baja es muy simple...el numero de "No Judios-No Musulmanes" crece constantemente y ya ha llegado a 467 mil personas.
    Esto es consecuencia del hecho de que llegan familias de inmigrantes compuestas por un JUDIO y un NO JUDIO" (familias mixtas).
    Dado que en la Diaspora hay mucha asimilacion, toda familia mixta que llega a ISRAEL es una bendicion, porque acerca a los hijos de esa familia al JUDAISMO.

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDe WIZO al Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo
Artículo siguienteJefe del proyecto nuclear iraní Ali-Akbar Salehi, el día anterior a la explosión ocurrida en la instalación nuclear Natanz: Hemos activado una cadena total de centrífugas IR-6; poseemos una capacidad de enriquecimiento de 16.500 SWU, más que antes del acuerdo PIDAC
El mundo judío en español. Noticias de Israel y del mundo judío.