Los líderes de los partidos de centro Yesh Atid (Hay Futuro), Yair Lapid, y Azul y Blanco, Benny Gantz, se reunieron en un intento de juntar apoyos para el bloque de partidos que se oponen al primer ministro, Benjamín Netanyahu.

Según un comunicado del partido Yesh Atid, el domingo, Gantz y Lapid discutieron los caminos para conformar un nuevo gobierno. Ellos esperan mantener nuevas conversaciones en los próximos días.

Sin embargo, Gantz no comprometió su apoyo a Lapid y prefiere esperar para decidir a quién respaldará entre las figuras políticas que se perfilan como líderes del bloque opositor a Netanyahu.

Hasta el año pasado, Lapid y Gantz eran aliados dentro de Azul y Blanco, pero se pelearon amargamente cuando Gantz decidió unirse a Netanyahu para formar un gobierno de unidad. Gantz rompió su promesa preelectoral de no juntarse con Netanyahu argumentando que se precisaba establecer un gobierno unitario para enfrentar la crisis del coronavirus. En cambio, Lapid persistió en la oposición.

Se trata de la primera vez que ambos líderes políticos se reúnen.

Tras el encuentro, Gantz criticó duramente a Netanyahu al cancelar la reunión del Gabinete programada para hoy, lunes, indicando que el primer ministro se niega a designar un ministro de Justicia permanente, tal como reclama el fiscal general, Avichai Mandelblit. La cartera de Justicia se encuentra bajo la titularidad interina de Gantz, tras la partida de Avi Nissenkorn, meses atrás.

De hecho, el Parlamento (Knéset) está conformado por 120 diputados.

En las elecciones del 23 de abril pasado, el partido Likud, encabezado por Netanyahu, obtuvo 30 escaños, secundado por Yesh Atid, con 17 asientos. Azul y Blanco consiguió 8 escaños, superando todas las expectativas porque se creía que tal vez no lograría pasar el umbral mínimo electoral para ingresar a la Knéset.

De todas maneras, ni el bloque de partidos que respalda a Netanyahu ni sus opositores cuentan con suficientes apoyos para alcanzar una mayoría para formar gobierno.

Mientras tanto, el líder del partido Yamina (Derecha), Naftalí Bennett, y el jefe de la agrupación Nueva Esperanza, Gideon Saar, emitieron un comunicado conjunto indicando que han conversado por segunda vez desde las elecciones para “coordinar posiciones de cara a las medidas para formar un nuevo gobierno”.

Saar descarta sumarse a Netanyahu; en cambio, Bennett no se ha comprometido con ninguno de los dos bloques. Pero ambos han prometido que no se sumarán a un gobierno dirigido por Lapid, aunque han dialogado con el líder de Yesh Atid desde las elecciones.

De cualquier manera, el partido Yamina manifestó en un comunicado, que Lapid “no está interesado en establecer un gobierno de reconciliación, sino un gobierno de izquierda con el apoyo de los árabes”.

FuenteAurora Israel

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEmbajada de Israel en Emiratos Árabes Unidos celebra el primer seder de Pésaj
Artículo siguienteDescubren una particular moneda antigua durante la restauración del museo de la Torre de David en Jerusalem