Ahora que terminó Purim, veamos qué lecciones podemos llevarnos para la vida cotidiana: El Jatam Sofér escribió que el comienzo de la salvación fue que el rey mató a su esposa Vashtí, esto fue un suceso realmente fuera de lo común, pues por 186 días realizó banquetes y en ninguno se volvió loco- tal como pasó en el día 187. También ella obró de manera inusual, le faltó el respeto a su marido de manera tremenda. Después de eso Ajashverosh volvió a hacer una cosa rara, mandar a matarla [por algo que no merecía morir]. Todo esto son sucesos más allá de lo natural, todo preparado desde antes por el Creador- así planeó el último milagro, salvar a Sus hijos. Y todo eso es a pesar del mal comportamiento de los yehudim, que se habían deleitado de los banquetes reales. No se merecían ser rescatados, pero D-s se apiadó de ellos y los rescató a pesar de haberse rebelado en contra de Su Palabra. [Eso nos enseña que incluso cuando caemos en el pecado, se preocupa de nuestra salvación. Siendo que no existe salvarse de la justicia Divina excepto por medio de la teshubá, aprovechemos este regalo y hagamos teshubá, tal como lo hicieron los yehudim de esa época.]

Otra lección: Ajashverosh sirvió comida kasher para sus súbditos judíos para que ningún yehudí deje de acudir. Sin embargo, Mordejay se oponía a que los yehudim asistan a las celebraciones del rey. Gracias a la comida kasher el monarca los atrapó en la red que les había preparado, conducirlos al pecado [y así no ser merecedores de la misericordia Divina] (Dibré Yoel). Esto nos enseña la importancia de hacer caso a nuestros jajamim, Mordejay sólo buscaba el bien para su pueblo. Incluso cuando las cosas parecen ser kasher, nuestros sabios ven más allá de lo que podemos imaginarnos. Por eso es tan importante hacerles caso.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorPlantando árboles en Brunete
Artículo siguienteUn estudio global de asentamientos en territorios ocupados