Los líderes europeos han instado a Rusia a no intervenir en la vecina Bielorrusia, ya que las crecientes protestas plantean un desafío sin precedentes al gobierno de 26 años del presidente Aleksandr Lukashenko.

A medida que aumentaba la presión de los manifestantes durante el fin de semana, Lukashenko dijo que había recibido garantías del presidente ruso Vladimir Putin de que Rusia estaba lista para brindar "asistencia integral para garantizar la seguridad de Bielorrusia". También afirmó que la OTAN estaba acumulando tropas a lo largo de la frontera con Bielorrusia, acusaciones que la alianza transatlántica ha negado. Una lectura del Kremlin de una llamada entre los dos líderes dijo que Rusia "reafirmó su disposición a brindar la asistencia necesaria para resolver los desafíos que enfrenta Bielorrusia".

En una entrevista con Foreign Policy, el canciller lituano Linas Linkevicius dijo que duda de que Rusia lance una invasión o incursión en Bielorrusia, como sucedió en Ucrania en 2014 después de que la Revolución de Maidan derrocó al líder pro Kremlin, Viktor Yanukovych, pero no descartó que posibilidad de interferencia rusa.

Belarusians protests as Lukashenko rejects election do-over - Insider

"Espero que no sea realista, pero al mismo tiempo creo que no se puede negar porque es una posibilidad", dijo Linkevicius.

Si bien el elemento sorpresa ha sido la piedra angular del modus operandi de Rusia bajo Putin, los expertos dicen que la intervención militar rusa resultaría costosa, sangrienta e impopular entre los votantes rusos en un momento en que las encuestas de opinión muestran que la confianza en Putin está en su punto más alto. bajo.

Aún así, el Kremlin tiene muchos otros puntos de influencia más allá de la intervención. La anémica economía de Bielorrusia depende en gran medida de las exportaciones de energía de Moscú, y los medios de comunicación del país también están estrechamente relacionados con los de Rusia, lo que la hace vulnerable a las operaciones de desinformación.

Situada en las líneas divisorias de la OTAN y Rusia, Bielorrusia ha sido históricamente un aliado confiable para Moscú, incluso cuando Lukashenko intentó a veces hacer que Rusia y Occidente se enfrentaran entre sí para su propio beneficio político. La invasión rusa de Ucrania llevó a Lukashenko a reconsiderar su dependencia de Moscú, y su relación con Putin se ha deteriorado en los últimos años, otra razón para dudar de la voluntad de Putin de apuntalar al líder bielorruso a medida que se afloja su control del poder.

Belarus Protests: U.S. and EU Must Act Now - The Bulwark

Lituania, un estado miembro de la OTAN y la Unión Europea que limita con Bielorrusia y tiene profundos lazos históricos con el país, ha desempeñado un papel enorme en la respuesta de Europa al aumento de las protestas contra Lukashenko. Las protestas comenzaron hace una semana, luego de la disputada reelección del presidente. Se cree que su régimen falsificó los resultados.

La líder de la oposición Svetlana Tikhanovskaya, una novata política que planteó un serio desafío a Lukashenko antes de la votación, huyó a Lituania la semana pasada después de recibir aparentes amenazas contra su familia.

Workers Join Belarus Protests, as Leader's Base Turns Against Him ...

El control del poder por parte del líder bielorruso parece cada vez más inestable, ya que alrededor de 100.000 personas se reunieron en Minsk el domingo para la protesta más grande en la historia moderna del país.

FuenteForeign Policy

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorYehuda Halevy
Artículo siguienteEspiritualidad