Diario Judío México - Si por algo ha destacado la serie de Sam Levinson es por su acercamiento a la juventud de 2019.

El crudo retrato de la generación post 2000 que conforma , basado en las apps de citas, el porno o las drogas sintéticas y medicinales no está en la original.

La ficción de una temporada y diez episodios de está ambientada en los años noventa. Es decir, retrata la juventud de la generación que, en su madurez, ha podido ver la serie.

Los conflictos son completamente distintos, aunque las drogas sean un denominador común.

Euphoria HBO serie

Pero eso no es todo, a diferencia de la serie de , en la producción de la cadena por cable israelí HOT, los jóvenes son testigos de un asesinato, conflicto que mueve toda la trama.

es una serie de estadounidense de drama adolescente, basada en la serie israelí del mismo nombre creada por Ron Leshem, Daphna Levin y Tmira Yardeni, que se estrenó en el 16 de junio de 2019.[1] El 11 de julio de 2019, se anunció que fue renovado para una segunda temporada.

Euphoria HBO serie

Basada en la serie israelí del mismo nombre, “” sigue a un grupo de adolescentes estudiantes de secundaria, que, sumergidos en el fatídico mundo de las drogas, el sexo y la violencia tratan de luchar contra esos monstruos para enfrentarse a un nuevo futuro. Una de ellas es Rue, de 17 años, que tras pasar una temporada en rehabilitación regresa a casa sin la más mínima intención de mantenerse limpia.

Euphoria HBO serie

Desde el primer momento la primera temporada narra los intentos de los personajes por conquistar la euforia, tanto en fiestas puntuales como en estrategias a largo plazo. Rue lo hace tanto a través de las propias drogas como de un amor romántico, ingenuo, platónico, que la anima a abandonar las drogas; Jules, buscando la pasión de un hombre en internet y la amistad amorosa con mujeres en la vida física; Kat (Barbie Ferreira), encontrando una mina en el cibersexo y perdiendo la virginidad; Cassie (Sydney Sweeney), en una relación sentimental con un chico mayor; Maddy (Alexa Demie), mediante el sexo con desconocidos y el amor imposible por Nate (Jacob Elordi), el mejor atleta del colegio, que se comporta como un psicópata desde que a los once años descubrió la colección de vídeos en que su padre se graba con chicos jóvenes que le llaman “papi”.