El propósito de este capítulo es analizar, primero, las coordenadas de las transformaciones en América Latina en las últimas cuatro décadas, mismas que dan que cuenta del modo como el Estado, el mercado, la sociedad y la cultura han configurado nuevos escenarios en la región.

A partir de dicho análisis, se estudian las incidencias de dichas transformaciones, esto es, los signos de las tendencias que han marcado al mundo judío y delineado la vida judía en la región y que la asemejan y la distinguen de otros centros de vida colectiva.

De esta manera, se analiza a lo largo de intensas cuatro décadas la forma en que las comunidades judías han consolidado y transformado su carácter, buscando definir sus identidades colectivas en un tránsito de lo étnico a las convergencias cívicas sin renunciar a nuevas expresiones primordialistas, a la luz de un mundo judío que les ha ofrecido parámetros nuevos de traslación de diásporas etno-nacionales a la pluralización de modalidades de vida e identidades colectivas.

Diversos son los indicadores que han impactado con mayor incidencia a los judíos de América Latina, empujándolos a tallar, en nuevos materiales, su condición. El análisis de los factores de transformación tanto externos como internos, universales como particulares y la interacción entre ellos, proveen un panorama variado de la vida judía en el continente.

Descargar este documento en PDF, oprima aquí.

1 COMENTARIO

  1. Los judios de Hispanoamerica son la levadura del futuro del continente americano,y no sólo de este.
    La civilizacion judeocristiana al rescate de la humanidad toda.Contra el marxismo y demás pandemias del mal.
    Un porvenir luminoso.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorSeñales Financieras: Abre el año financiero esta semana, ¿qué pasará?
Artículo siguienteTú también puedes ayudar: Campaña especial de apoyo. Fundación Sefaradí