La en su Convención de 1972 para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural establece que ciertos lugares de la Tierra tienen un “valor universal excepcional” pertenecen al Patrimonio común de la Humanidad

En Sigüenza, con sus tres recintos amurallados, románico, gótico y renacentista, se ha conservado un conjunto urbanístico único, sin duda de carácter excepcional, en un elevado número de edificios civiles que aún guardan, ocultos bajos sus reformas centenarias elementos de gran valor arquitectónico, histórico y artístico.

La Travesaña Baja era el primitivo barrio de los judíos. La comunidad judía contaba con su propia aljama en la que tenían su sinagoga, carnicería, cementerio. La comunidad mudéjar habitaba cerca del Arquillo de la Travesaña Baja, La morería estaba en la calle de Los Herreros. Muy en relación con la Calle Mayor está la de Arcedianos, también destinada a vivienda de los miembros del cabildo catedralicio seguntino.

Arquitectura desconocida hasta hace unos años. En 1991 aparecen los arcos de la Travesaña Baja nº6, hoy en el Museo Diocesano. En 1998 los de la : tras la bella fachada hispano flamenca con un portal que conmemora la unión de los Vázquez con los Arce, se encontraron la Casa mudéjar de tres generaciones anteriores al Doncel y la casa románica en su sótano. Todo ello, indica que paralelamente al estamento eclesiástico que también existía una sólida sociedad civil, representada por una serie de linajes como Bravo de Laguna, Vázquez, que poseían un gran patrimonio y un alto nivel cultural, que lo habían adquirido al servicio de los reyes Trastámara, y de los duques del Infantado.

En torno a la se encuentra el conjunto del primitivo concejo, que en cuatro casas ocultan tesoros aun por aparecer. La casa de la Travesaña Baja nº6, con todo su conjunto de Calle Mayor 20, han aparecido, como en la yeserías, alfarjes con escudos que se repiten, otra casa con puertas, ventanas labradas con yeserías polícromas.
Otros conjuntos que nos depararan enormes sorpresas son el conjunto de casas de la calle Herreros, donde estaba la Morería. En relación de la Calle Travesaña Baja estaba la Calle Del Peso, y el lienzo que partía de la Puerta del Portal Mayor, por el pósito y hasta el actual Cubo del Peso

Éste es otro de los conjuntos que se está por recuperar y que nos abrirá una nueva calle amurallada de más de medio kilómetro al recuperar la muralla ocupada por los derrumbes de las almenas, al retirarse las tropas napoleónica.

Un Valor excepcional, único, guardado como un cofre hasta nuestros días, y que será de peso ante la declaración de Patrimonio Mundial que Sigüenza merece que la se lo reconozca.

FuenteHenares al día

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDr. Albert Sabin Z"L (1906-1993) i Dr. Jonas Salk Z"L (1914-1995)
Artículo siguienteLa felicidad en tiempos difíciles