Diario Judío México - El gobierno de alabó hoy el plan de paz del presidente estadounidense para el conflicto palestino por ser “convergente” con su visión del conflicto israelí-palestino, y añadió que “aprecia los esfuerzos constructivos por la paz de la Administración Trump”.

La opinión del gobierno marroquí fue expresada en una declaración del ministro de Exteriores Naser Burita, que se suma así a mensajes similares de otros países árabes como Egipto, Arabia Saudita o Emiratos Árabes Unidos, en contraste con la opinión de Turquía, que calificó el plan de “inaceptable”.

El gobierno de Rabat asegura que el plan de Trump incluye “elementos de convergencia con los principios que () siempre ha defendido”, y cita concretamente la idea de una solución de dos estados, la defensa del diálogo entre las dos partes (israelíes y palestinos) y la dimensión política y económica del plan.

añade que un constructivo debe incluir una solución “realista, aplicable, equitativa y duradera” y debe “satisfacer los derechos legítimos del pueblo palestino a un estado viable y soberano con Jerusalén Este como capital”, pese a que el plan excluye este último detalle y deja a Jerusalén como “capital indivisible de ”.

Mientras tanto, la clase política marroquí -tradicionalmente pro - ha guardado silencio, y solamente el grupo islamista de Justicia y Caridad, ilegal pero tolerado, condenó el plan de Trump argumentando que equivale a “una nueva agresión contra , que consolida la ocupación sionista”.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.