Diario Judío México - El 13 de septiembre del 2015, cuando Alexander Levlovitz viajaba en auto para compartir con su familia la cena festiva de Rosh Hashaná (el año nuevo judío), terroristas palestinos lanzaron piedras contra su auto. Alexander perdió el control del auto y se estrelló contra un poste, convirtiéndose así en la primera víctima de una oleada de atentados terroristas que han perpetrado palestinos contra israelíes desde entonces.

Unos días después, el 1 de octubre del 2015, el rabino Eitam Henkin y su esposa Naama fueron asesinados frente a sus cuatro hijos después de que terroristas palestinos dispararan contra el auto en el que viajaban.

Con el atentado de la madrugada en el que el joven israelí Dvir Sorek fue apuñalado a muerte, el número de ataques terroristas desde septiembre del 2015 alcanza los más de 500.

Según datos oficiales israelíes, en total se han perpetrado 206 atentados de apuñalamiento, 236 ataques con disparos y 75 atentados de atropellamiento. Además, se han registrado al menos 2.800 ataques con bombas molotov, granadas y globos y cometas incendiarios.

84 personas han sido asesinadas en atentados terroristas palestinos y 1.397 han sido heridas.

Además, con el inicio de las llamadas “Marchas del Retorno” en la frontera de desde marzo del 2018, los ataques desde la franja han sido constantes.

Estos han incluido el lanzamiento de más de 1.900 cohetes y más de 2.000 incendios provocados por globos y cometas lanzados desde la Franja de .

Los ataques desde han provocado enormes pérdidas en las comunidades israelíes en el sur del país, estimadas en unos 10 millones de dólares, además de provocar importantes daños ambientales.