Miles de manifestantes marcharon ayer en la ciudad norteña de Umm al-Fahm para protestar contra lo que llamaron el fracaso de la policía para detener una creciente ola de violencia en las comunidades árabes.

La última protesta semanal se produjo después de una manifestación particularmente violenta la semana pasada, cuando la policía disparó balas recubiertas de goma, gases lacrimógenos, granadas paralizantes y cañones de agua mientras dispersaban a cientos de manifestantes.

Al menos 35 manifestantes resultaron heridos, incluido el parlamentario de la Lista Conjunta Yousef Jabareen y el alcalde de la ciudad. Los funcionarios árabes israelíes acusaron a la policía de comportamiento racista y uso excesivo de la fuerza y ​​han exigido una investigación.

A medida que avanzaba la manifestación, la policía dijo que algunos manifestantes comenzaron a lanzar fuegos artificiales y arrojar piedras a los agentes en el lugar. En videos, se podía ver a algunos manifestantes disparando petardos al aire.

Los manifestantes acusaron el viernes por la mañana de que la policía había cerrado deliberadamente las carreteras principales que conducen a Umm al-Fahm para evitar que se llevara a cabo la manifestación.

“La policía está impidiendo que la gente venga a Umm al-Fahm porque están asustados tanto por los manifestantes como por las organizaciones criminales”, dijo el jefe de la Lista Conjunta, Ayman Odeh, que estaba en la protesta.

En una señal de las crecientes grietas en la política árabe israelí, el diputado árabe disidente Mansour Abbas trató de unirse a la manifestación, pero fue rechazado por docenas de manifestantes que pedían que “saliera”. Después de algunas riñas, los ayudantes de Abbas lo sacaron de la escena.

Abbas, quien lidera el partido conservador islamista Ra’am, hace tiempo que la aprobación de un plan para combatir la violencia y el crimen organizado entre los árabes israelíes es una prioridad legislativa central. Pero ha provocado controversia entre los árabes israelíes debido a su voluntad declarada de cruzar líneas rojas previamente impensables, como votar para otorgar al primer ministro Benjamin Netanyahu inmunidad de enjuiciamiento y tal vez incluso apuntalar su futura coalición.

El crimen organizado se considera en gran medida el motor de la propagación de la violencia en las ciudades y pueblos árabes. Los árabes israelíes culpan a la policía, que, según dicen, no ha logrado reprimir a las poderosas organizaciones criminales. Desde principios de 2021, 22 árabes han muerto violentamente dentro de Israel, según la organización sin fines de lucro Iniciativas Abraham.

Testigos presenciales estimaron que alrededor de 10.000 manifestantes participaron en la protesta del viernes, convirtiéndola en una de las protestas más grandes en lo que va de año. “Continuaremos luchando para vivir con dignidad y derrotar la violencia y el crimen”, dijo Odeh.

Netanyahu anunció la semana pasada que su gobierno canalizará NIS 150 millones (unos 45 millones de dólares) para combatir la violencia en las comunidades árabes. Los políticos árabes y las organizaciones de la sociedad civil, que esperaban miles de millones más, criticaron duramente el plan por considerarlo demasiado escaso y tardío.

“Exigimos un plan real para erradicar el crimen en lugar del plan falso de Netanyahu, que ni siquiera habla de derrotar a las organizaciones criminales, y que carece de soluciones adecuadas en educación, vivienda y bienestar”, dijo el legislador de la Lista Conjunta Jabareen en la protesta del viernes.

Los residentes de Umm al-Fahm han estado realizando manifestaciones semanales contra la violencia y el crimen organizado durante casi un mes y medio. Pero la participación de esta semana fue notablemente mayor, probablemente debido a las acusaciones de brutalidad policial tras la protesta de la semana pasada.

El Ministerio de Justicia inició el domingo una investigación sobre la conducta de los agentes de policía durante la protesta de la semana pasada.

El número de homicidios entre judíos israelíes desde 2016 se ha mantenido relativamente constante: 38 en 2016, 44 en 2017, 35 en 2018 y 36 en 2019, según la Policía de Israel.

Entre los árabes, sin embargo, se ha disparado durante ese mismo período: 64 en 2016, 67 en 2017, 71 en 2018, 89 en 2019 y 96 en 2020.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa historia judía de Afganistán
Artículo siguienteColumnista turco en diario portavoz del AKP: ‘Le pedimos a Estados Unidos y a Europa que ¡dejen de amenazar a Turquía!… deberían re-identificar sus relaciones con Turquía en base a nuevas realidades’
La Agencia Judía de Noticias durante 10 años fue la principal fuente de información sobre Israel y la política comunitaria. Sus notas y entrevistas fueron levantadas por los principales medios y agencias periodísticas del mundo. Luego de haber cumplido una década desde su creación, cambió su nombre a Agencia AJN y se lanzó a una nueva etapa de expansión internacional, para ser líder en la producción de noticias de Medio Oriente en español con base en Buenos Aires. La Agencia AJN refleja permanentemente las relaciones diplomáticas, intercambios comerciales y convenios entre Israel y Latinoamérica. Además, promueve la búsqueda de justicia por el atentado a la AMIA y a la embajada de Israel en Buenos Aires; impulsa el esclarecimiento de la muerte del fiscal Alberto Nisman y condena todo acto de terrorismo en el mundo. Conformada por un importante equipo de redactores, cronistas y corresponsales, la Agencia AJN ofrece el mayor nivel de profesionalismo para el tratamiento de la información. Director: Daniel Berliner. Desde hace tiempo contamos con Isaac Ajzen como representante y corresponsal de la Agencia Ajn en México.