Diario Judío México - La figura icónica y vulnerable de se vislumbra aún hoy en día, cuando el mítico Hollywood que la produjo hace tiempo que desapareció.

Desde su fascinante actuación en la película Gentlemen Prefer Blondes, de 1953, donde protagonizó junto a Jane Russel, hasta la ya legendaria canción de cumpleaños de mayo de 1962 que cantó al entonces presidente John Kennedy durante una recaudación de fondos demócrata, Monroe sigue siendo recordada como una de los más grandes iconos femeninos que Hollywood regaló en el mundo.

Trágicamente, su fama, belleza y éxito no le impidieron terminar su vida en agosto de ese mismo año, un acto que sacudió al mundo y que fue lamentado por muchos.

No muchos saben que Monroe también fue, por un tiempo, feliz en su matrimonio con el dramaturgo judío-estadounidense Arthur Miller.

Fue por esa razón que se convirtió a la fe judía en 1956 antes de que se casaran, una decisión que llevó a que sus películas fueran prohibidas en Egipto en ese momento.

La actriz se identificó con su nueva gente, y una vez dijo que “todo el mundo está siempre a la caza de ellos, no importa lo que hagan, como yo”, informó Susan Strasberg en el libro The Genius and the Goddess de 2012.

Ahora, la menora que le dieron los padres de Arthur, Augusta e Isidore, comprada por un coleccionista privado en la subasta de 1999 de Christies ‘La propiedad personal de ’ se ofrece en una próxima venta que tendrá lugar el 7 de noviembre en Nueva York en Kestenbaum & Company, informó un comunicado de prensa en nombre de la compañía.

El objeto se exhibió en el Museo Judío de Nueva York y en el Museo de Historia Judía Americana antes de ser puesto en el mercado.

El libro de oraciones judío propiedad de Monroe fue subastado por J. Greenstein & Company el año pasado, reportó el New York Times. El informe también afirma que la nenorah ahora a la venta toca el himno nacional israelí.

El rabino que la convirtió, el rabino Robert Goldburg, escribió que admiraba los “ideales éticos y proféticos” de la fe judía.

En una entrevista de 1987, Miller dijo en su matrimonio con Monroe que mucha gente la despreciaba y la trataba como a un “oso bailarín”.

Hablando de su infancia, dijo que “en nuestros términos, hoy en día, ella habría sido una niña maltratada”, y añadió que era muy valiente como ser humano.

FuenteNoticias de Israel
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorEnsalada de palmitos y aguacate a la vinagreta
Artículo siguienteCrisis de violencia en la sociedad árabe israelí