Diario Judío México - El 20 de noviembre de 1910 da comienzo al conflicto armado en conocido como la . Referido usualmente como el “acontecimiento político y social más importante del siglo XX“, los antecedentes de dicha revolución se remontan al Porfiriato.

Después de 34 años de ejercer poder en el país, los logros de la dictadura del general oaxaqueño, Porfirio Díaz fueron destituidos por las fallas. Los altos costos económicos y sociales durante el gobierno conllevaron a una oposición que comenzó a principios del siglo XX.

EN EL AÑO 1908, PORFIRIO DÍAZ DECLARÓ ESTAR CANSADO DE EJERCER EL PODER, INSINUANDO LA POSIBILIDAD DE ALTERNANCIA EN EL PODER.

Esto bastó para que Francisco I. Madero se postulara en la plataforma antirreeleccionista.

Porfirio Díaz
Fotografía del entonces coronel Porfirio Díaz, realizada en 1861.
Foto: Cortesía Wikimedia Commons

La recepción de su candidatura fue muy grande y popular, pero los grupos de poder porfiristas presionaron a Porfirio Díaz a continuar en el poder. Francisco I. Madero fue hecho prisionero días antes de la elección y Porfirio Díaz venció en la elecciones.

Luego de recuperar la libertad, Francisco I. Madero se refugió en los y promulgó el Plan de San Luis, ,cuyo sentido democrático era el lema “Sufragio Efectivo. No reelección”, y que además convocaba al pueblo a iniciar la revolución, el 20 de noviembre de 1910.

Esto propiciaría muchos levantamientos armados en diferentes regiones de encabezadas por Pascual Orozco, Francisco “Pancho” Villa (seudónimo de Doroteo Arango, el “Centauro del Norte”) y Emiliano Zapata, cuyos victorias militares obligaron a la renuncia y el exilio de Porfirio Díaz y el verdadero inicio de la .

Una vez que los mexicanos se encontraron en los campos de batalla, los ideales revolucionarios se hicieron presentes, y empujaron a la nación, a luchar por convertirlos en realidad.

Francisco I. Madero Revolución Méxicana 20 de noviembre de 1910
Francisco I. Madero y líderes revolucionarios. La imagen se capturó el 24 de abril de 1911.
Foto: Cortesía Wikimedia Commons

El costo fue grande… alrededor de un millón de compatriotas ofrendaron su vida, en aras de esos anhelos.

La lucha concluyó con la promulgación de la Constitución de 1917, documento clave surgido de la revolución, que contiene, en sí mismo, todos los ideales, los anhelos y las aspiraciones de la nación mexicana.

En la Carta Magna quedó plasmado el nuevo proyecto nacional. Por el que los mexicanos lucharon, y que fue aceptado para enfrentar los retos del siglo XX, y los que enfrentaremos los mexicanos del moderno, en el futuro.

Por lo anterior, el pueblo mexicano festeja el 20 de noviembre.

Ya que, recuerda a los antepasados que entregaron su vida, en defensa de sus ideales y anhelos, por legar a las nuevas generaciones, un mejor.

En Resumen:

La  fue un gran movimiento popular anti-latifundista y anti-imperialista que dio origen a importantes transformaciones en , donde existía una supremacía de la burguesía sobre las instituciones del estado.

evolución Méxicana 20 de noviembre de 1910
Una imagen de un revolucionarios tabasqueños.
Foto: Cortesía Wikimedia Commons