Diario Judío México - Una joven se prendió fuego el primero de septiembre como protesta frente a la oficina del fiscal público en Teherán, capital de . Ella era parte de las mujeres iraníes fanáticas de detenidas al salir del principal estadio deportivo de , el estadio Azadi.

“La joven de 29 años sufre quemaduras de tercer grado y actualmente se encuentra conectada a máquinas de soporte vital”, dijo el presidente del hospital Motahari, especializado en quemaduras.

La hermana de la víctima declaró: “Detuvieron a mi hermana el 12 de marzo de 2019, cuando trató de ingresar al Estadio Azadi, ella y otras chicas vieron el partido del club de fútbol Esteqlal de Teherán contra el Emiratos Árabes Unidos Al Ain FC”. Luego las fuerzas de seguridad arrestaron a la que tiene trastorno bipolar y está bajo tratamiento.

Los agentes de seguridad llevaron a la , cuyo nombre no ha sido revelado, a la infame prisión de Qarchak, en Varamin, al sur de Teherán. Más tarde fue liberada bajo fianza. “En el momento de la inmolación, el funcionario a cargo de la oficina del fiscal le dijo que enfrentaba una sentencia de seis meses en la cárcel. La joven protestó pero le dijeron que como el juez estaba de baja por duelo, más tarde se llevaría a cabo un tribunal para escuchar su protesta”. La estaba tan furiosa que se prendió fuego con gasolina.

General view of a banner displayed by fans referring to the ban for Iranian women during the World Cup in Russia. June 15, 2018

es el único país del mundo que prohíbe a las mujeres en los estadios deportivos. La ley no escrita ha sido apoyada por conservadores religiosos y políticos en desde 1980, un año después de la caída del monarca pro-occidental, Shah Mohammad Reza Pahlavi y el establecimiento de la República Islámica.

Por otro lado, prohibir a las mujeres ver partidos de fútbol en vivo en estadios iraníes va en contra de las regulaciones establecidas por la Federación Internacional de Fútbol FIFA. El artículo 4 del reglamento de la FIFA estipula que la discriminación de cualquier tipo puede ameritar suspensión o expulsión de la federación.