La revista Viajes de incluye a en el catálogo de las quince juderías más hermosas de España. La publicación, que repasa el legado sefardí a través de la historia, la arquitectura y la gastronomía, explica sobre la judería de que «las actuales calles de Las Monjas y Canicouva mantienen en buena parte intacto el trazado y el encanto medievales». se destaca en un vídeo en el que se repasan quince enclaves con legado sefardí, como la judería de Girona, la de Plasencia, la de Tarazona, la de Sagunto, la de Córdoba o la de Cáceres, con imágenes de todos ellos.

fue admitida como miembro de pleno derecho de la Red de Juderías de España, con Sagunto, Lorca y Béjar, en marzo del 2019. Se convirtió en el tercer socio gallego de este exclusivo club, tras Ribadavia y Monforte, lo que conlleva la promoción turística del patrimonio local.

La comunidad judía medieval de tuvo una gran importancia, dejando una amplia herencia cultural que hace del centro urbano el principal núcleo judío y judeoconverso de Galicia. Al mismo tiempo, la comunidad judía tudense destacó por su integración, conviviendo con los cristianos sin que hubiera conflictos durante la Edad Media. El ejemplo más importante de esta integración está en la catedral de Tui, donde en el claustro gótico se conserva grabada una menorá o candeeiro de siete brazos, testigo de la cooperación de la comunidad judía con el poder político y económico de la ciudad.

Oscar Vázquez

En la portada del díptico se puede ver una imagen de la ciudad desde lo río Miño y en la contraportada, ocho fotografías entre las que se encuentra el Patio de la Sinagoga, la Casa de Moisés y Aarón que data del siglo XV, la Casa de Salomón, la torre del Judío o la menorá en el claustro de la Catedral. En el interior del díptico está disponible un mapa de la Ruta Judía tudense, donde se señalan los principales puntos de referencia del legado judío y una amplia descripción de cada uno de los elementos tanto del patrimonio religioso como civil.