El primer Benjamín Netanyahu pidió al ministro de Defensa, , que retrasara la evacuación de en Samaria, hasta la próxima semana, después de la toma de posesión del próximo gobierno.

Fuentes del movimiento de asentamientos dicen que la medida está destinada a evitar que uno de los últimos actos del gobierno de Netanyahu sea la destrucción de una comunidad judía.

Netanyahu prefiere dejar la decisión en manos del primer designado, Naftali Bennett, de quien no se espera que apure la orden de demolición de , para que regule la comunidad o encuentre una solución para las docenas de familias que se han trasladado al nuevo asentamiento cerca del cruce de Tapuaj.

A principios de semana se impuso una “orden de demarcación” sobre el asentamiento, firmada por la Comandancia General del Mando Central. La orden impide la importación de materiales de construcción y es válida hasta el lunes. A partir del lunes, nadie podrá entrar o permanecer en la zona del asentamiento e incluso los que viven allí deberán salir con sus pertenencias. Tampoco será posible entrar en las propiedades ni acceder físicamente al lugar después.

El presidente del Consejo Regional de Samaria, Yossi Dagan, trasladó su oficina a la localidad de , restablecida hace unas cuatro semanas. Dagan mantuvo su primera reunión de trabajo con el MK Moshe Arbel de Shas, que vino a reforzar el asentamiento e incluso participó con el jefe del Consejo de Samaria en la colocación de la mezuzá en la entrada de la oficina.

El asentamiento de se estableció inmediatamente después del asesinato de Borowski en un ataque con arma blanca en el cruce de Tapuaj hace 8 años, y su construcción se renovó hace aproximadamente un mes después del asesinato de Yehuda Guetta en el ataque con arma de fuego en el cruce de Tapuaj. Se pavimentaron las carreteras y se estableció una guardería, un beit midrash, agua, electricidad e infraestructura de Internet. 47 familias se instalaron en la comunidad.

FuenteNoticias de Israel

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorFrancia: Parlamento inicia investigación sobre el caso Sarah Halimi
Artículo siguienteVinos, viajes y otros placeres: Abanico de experiencias