Diario Judío México - Un proyecto de ley presentado en el Knesset por MK Gideon Hausner, el fiscal en el juicio de Eichmann, para legalizar el civil para parejas que no pueden casarse bajo la ley judía ortodoxa, fue derrotado por una votación de 58-18 en esta fecha en 1976. La derrota preservó la Monopolio rabínico ortodoxo sobre el , el divorcio y otras cuestiones de estatus personal.

Una ley similar había sido derrotada en 1963 por una votación de 37-13, con el apoyo en gran parte limitado a los partidos de izquierda; otro esfuerzo para instituir el civil, incluido el gay, fue derrotado en 2012. Sin embargo, desde 1951, los matrimonios civiles, matrimonios interreligiosos y matrimonios entre personas del mismo sexo que se celebran fuera de han sido reconocidos por el gobierno israelí; uno de cada diez israelíes que se casaron en 2000 lo hizo fuera del país, la mayoría de las veces en las cercanías de Chipre. En 2010, también reconoció los matrimonios civiles para una población muy limitada (30,000) que no tienen afiliación religiosa.

Nueve denominaciones cristianas son reconocidas por el Estado para los propósitos del , y los matrimonios musulmanes son conducidos por autoridades religiosas musulmanas (en su mayoría sunitas en ). Los críticos de la ley matrimonial israelí sostienen que está en conflicto con la Declaración de Derechos Humanos, que establece en el artículo 16 que “los hombres y mujeres mayores de edad, sin ninguna limitación por motivos de raza, nacionalidad o religión, tienen derecho a casarse y fundar un familia.”

“En 2009, una encuesta realizada por la Universidad de Tel Aviv encontró que el 65% de la comunidad israelí judía apoya el civil, pero el 70% todavía dice que es importante para ellos casarse en una ceremonia religiosa … [Estos] resultados sugieren que el civil no socavaría el carácter judío del estado, porque la mayoría de los israelíes judíos seguirían casándose en ceremonias religiosas “-Rachael Gelfman Schultz