Diario Judío México - Un residente de la aldea norteña de Aravá encontró una daga de cobre junto a otros artefactos antiguos de 4.500 años de antigüedad.

La noticia fue dada a conocer por la Autoridad de Antigüedades de al publicar que Ahmed Nassar Yassin, electricista en la zona de Aravá, de camino a hacer unas reparaciones se apoyó en un roca que al desprenderse expuso los artefactos. Luego de rescatarlos de la intemperie y de posibles robos, Nassar Yassin se comunicó con las autoridades y estas se presentaron en el lugar para constatar el hallazgo.

Nir Distelfeld de la Unidad de Prevención de Robo de Antigüedades recogió los hallazgos y comunicó que: “[…] los artefactos parecen haber sido expuestos como resultado de daños anteriores causados por una herramienta mecánica a una antigua cueva de entierro. Calculo que estos son de la Edad de Bronce Intermedia, hace unos 4500 años, y fueron colocados en la cueva funeraria junto con los muertos enterrados allí para acompañarlos y servirlos en el más allá, típico procedimiento de los enterramientos en ese periodo”.

Los artefactos encontrados consisten de contenedores, frascos de almacenamiento y recipientes para verter. La forma redonda de los artefactos caracteriza los recipientes de cerámica de esa época en el norte. También se encontró un puñal de lámina de cobre unido con clavos a un mango de madera. Distelfeld agregó: “Esta es un arma típica de la época y era una práctica común colocar las armas en la tumba junto a sus propietarios muertos”.

Post thumbnail
Foto: Autoridad de Antiguedades de

El ejemplarizante gesto de ciudadanía de Ahmed Nassar Yassin, quien no dudó en dar a conocer el hallazgo a las autoridades respectivas, fue destacado por los oficiales de la Autoridad de Antigüedades. Ciudadano árabe israelí, Yassin fue criticado por algunos allegados y tildado de traidor por haber entregado las reliquias arqueológicas al Estado, tal como obliga la ley, opción que Yassin prefirió a pesar de las críticas y presión recibida.

El oficial a cargo agregó que la cueva funeraria encontrada accidentalmente por Yassin reveló un período arqueológico desconocido para esta área, y la decisión de Yassin contribuyó con una pieza más al rompecabezas arqueológico de la Tierra de .

De haber una petición del Consejo Regional las autoridades autorizarían exhibir al público local los artefactos hallados para contribuir con la divulgación de la historia de la región.

FuenteAurora Israel
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorIsrael: innovación para la competitividad
Artículo siguienteDescanse en paz la Sra. Adela Djaddah Herdaji Z”L
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.