Diario Judío México - 0  celebraron sus bar o bat mitzvah la semana pasada en el Muro Occidental en Jerusalem. Los sobrevivientes no pudieron celebrar sus bar o bat mitzvah a la edad tradicional (13 para los niños, 12 para las niñas) debido a la Segunda Guerra Mundial.

Las celebraciones se llevaron a cabo en colaboración con el proyecto “Perah L’Nitzul” de la Administración de Integración Social en Rishon Lezion, el Departamento de Recursos Comunitarios de la Administración de Integración Social, la Fundación del Patrimonio del Muro Occidental, el Ministerio de Igualdad Social y la Conferencia de Reclamaciones.

“Abrazamos a los durante todo el año”, dijo el alcalde de Rishon Lezion, Raz Kinstlich. “Nos pusimos como meta llegar a todos los en la ciudad, ayudarlos con todas sus necesidades… y escuchar sus historias. Estoy muy orgulloso de las muchas actividades que la municipalidad organiza para los sobrevivientes y agradezco a los muchos voluntarios de la ciudad que participan en estas actividades”.

Decenas de participaron en la ceremonia simbólica que tuvo lugar antes del Día Internacional de la Recordación del . Los sobrevivientes dijeron que el evento fue especialmente emocionante para ellos.

Los bnei y bnot mitzvah rezaron y cantaron la canción “Hevenu Shalom Aleichem” (Te trajimos la paz) con los ojos llenos de lágrimas. Después, todos los participantes participaron en una comida de celebración con cantos y bailes.

Una de las participantes fue Bella Walt, de 91 años, que nació en Polonia y que vivió en un gueto durante un corto período de tiempo antes de llegar a un campo de refugiados en Siberia con su madre. Llegó a en 1966 y fue una de las fundadoras de Rishon Lezion. “Mis dos hijos no viven en y perdí a mi marido hace mucho tiempo”, dijo Bella. “Este evento fue un cierre para mí”.

Ze’ev Boirski, 87, tenía nueve años cuando estalló la guerra. Cumplió 13 años en un campo de refugiados en Chipre. “Nunca imaginé que celebraría un bat mitzvah”, dijo Boirski. “Quiero agradecer a la municipalidad de Rishon Lezion y al alcalde por todo lo que hace por nosotros, los . No tengo palabras para explicar lo tremendo que fue para mí”.

Cerca de 9.000 viven en Rishon Lezion. El proyecto “Perah L’Nitzul” es un conjunto de servicios que se ofrecen a los con el fin de mantenerlos conectados con la ciudad y ofrecerles actividades sociales.

FuenteNoticias de Israel
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorSer judío más allá del antisemitismo…
Artículo siguienteAlumnas de Migdal Ohr recuerdan el Dia Internacional del Holocausto
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.