Los grupos armados en la zona del norte de liderados por pueden haber cometido crímenes de guerra y otras violaciones de la ley internacional, dijo el viernes el jefe de los derechos de la ONU.

Michelle Bachelet, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los , dijo que la situación en esas zonas de era sombría, con violencia y delincuencia.

En una declaración, la Oficina de de las Naciones Unidas (OHCHR) de Bachelet dijo que había observado un “patrón alarmante en los últimos meses de graves violaciones” y documentó un aumento de los asesinatos, los secuestros, los traslados ilegales de personas, las incautaciones de tierras y propiedades y los desalojos forzosos.

Entre las víctimas se encuentran personas consideradas como aliadas de partidos opositores o como críticas a las acciones de los grupos armados afiliados en , dijo la oficina de Bachelet.