Diario Judío México - El Paquete Económico para el año fiscal de 2020 encierra, además de polémicas medidas de fiscalización, una postura interesante del gobierno, centrado en reactivar la :

La tendencia principal – Económica Expansiva: El gobierno ha dicho explícitamente que no creará nuevos impuestos, y no aumentará la base gravable para los pagadores de impuestos cautivos. Se plantea mantener el superávit primario del 1.0% del PIB (ingresar más de lo que gasta), cuidar una inflación alrededor del 3%, un tipo de cambio nominal de 20.0 pesos por dólar, así como la baja paulatina de la tasa de interés de referencia hasta 7.5%. Así, la apuesta del gobierno se centra en mantener la certidumbre macroeconómica.

El reto – Incrementar la base fiscal: Dado que no se pretenden crear nuevos impuestos, y los ingresos petroleros seguirán cayendo (ya sólo representan el 17% del presupuesto total del Estado, cuando llegaron a significar el 40% no hace muchos años), el gobierno deberá apostarle al crecimiento de la base fiscal en un país de 65% de la PEA (Población Económicamente Activa) en la informalidad.

La piedra en el zapato – PEMEX: Como siempre, la incógnita sigue siendo PEMEX. De su recuperación en la producción depende nuestra estabilidad, pues el precio del petróleo va a bajar, lo que mermará sus ingresos.

Las Medidas de fiscalización – Una nueva base gravable:

  • Ingresos financieros: Se propone un incremento del 40% a la tasa de retención anual, aplicable a los intereses pagados por las instituciones que conforman el Sector Financiero. La tasa vigente pasaría de 1.04% a 1.45%.
  • Plataformas digitales: Las APP como Uber Cabify, o Netflix deberán pagar impuestos por IVA e ISR aun sin tener Establecimiento Permanente en .
  • Ventas por catálogo: Quien venda por catálogo deberá Inscribirse en el RFC para que la empresa contratante retenga ISR sobre dichas comisiones que genera por sus ventas.
  • Extranjeros, Fideicomisos y Outsourcing: Se obligará a retener impuestos a figuras transparentes como fideicomisos; a pagar impuestos a extranjeros por arrendar inmuebles; y se castigará a las empresas que evadan impuestos por subcontratación.

Como podemos observar, efectivamente el gobierno cerrará brechas de evasión fiscal en lo general buscando recaudar de gente y servicios que no pagaban impuestos antes. El gobierno necesita más dinero, y es una buena noticia que no lo saque endeudando al país con déficit, o atacando más a sus contribuyentes cautivos. Habrá que ver si resulta la estrategia en un mejor país.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorNew Yiddish Events Before a New Jewish Year
Artículo siguienteEl cantante Tsadok Savir: vuelve a escena a los 84 años
Enrique Presburger es Licenciado en Relaciones Internacionales por el ITESM Santa Fe en y Maestro en Finanzas por la misma institución y la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona; ambos grados con honores. Actualmente es Director General de Factor Exprés SAPI de CV SOFOM ENR, institución financiera dedicada al factoraje a PYMES, y es parte del Consejo Directivo de la ASOFOM (Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple). El autor también fundó y dirige el IPAA (Instituto de Profesionistas y Académicos Autónomos), asociación que diseña planes educativos y de capacitación dentro del sector financiero. Enrique es autor del primer libro de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple en México: “SOFOMES ENR: La Puerta a la revolución Financiera en México”. Encuentra más acerca del autor en: www.enrique-presbuger.com.