El titular de la Secretaría de Comunicación de , Fabio Wajngarten, se defendió este domingo en sus redes sociales de una polémica generada por supuestamente haber utilizado una expresión similar a un eslogan nazi en un video institucional del Gobierno de Jair Bolsonaro.

La Secretaría de Comunicación de la Presidencia compartió en sus redes sociales este fin de semana una pieza institucional para divulgar las principales acciones adoptadas por el Gobierno brasileño para hacer frente a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

Sin embargo, el vídeo desató la polémica en el país al enseñar el eslogan "El trabajo, la unión y la verdad libertarán a ", que fue comparado por muchos a la inscripción nazi "El trabajo liberta", encontrada en el campo de concentración de .

En medio de la controversia, Wajngarten atribuyó a un "analfabetismo funcional" la "equivocada interpretación" que intenta "asociar el Gobierno (brasileño) al ".

El secretario apuntó que él mismo es "judío" y que "abomina ese tipo de conclusión canalla".

"Se olvidan de las enseñanzas judaicas recibidas por mí y por buena parte de mi equipo, y de la tradición de trabajo del pueblo judío de luchar por su libertad económica", señaló Wajngarten en su cuenta de Twitter.

Añadió que "acusar injustamente de nazi-fascismo quita el peso del término", lo que "mucho interesa a los criminales" que pasan a ser vistos como "personas comunes".

"A esto llegan algunos políticos y vehículos de comunicación en la búsqueda del foco a cualquier precio!", completó el secretario.

El vídeo, compartido también por Bolsonaro en sus redes sociales, comienza con la afirmación de que "parte de la prensa insiste en dar la espalda a los hechos, a y a los brasileños".

La pieza compila varios titulares publicados por la prensa del país sobre la gestión y postura de Bolsonaro desde el inicio pandemia y, enseguida, enumera algunas de las acciones adoptadas por el Gobierno Federal para combatir la propagación de la enfermedad, mezcladas a frases de estímulos y declaraciones del propio presidente y algunos de sus ministros.

El vídeo termina precisamente con la frase "El trabajo, la unión y la verdad nos libertarán. Juntos, vamos a seguir haciendo de este país una gran nación", que fue asociada por algunos sectores al lema utilizado por el régimen de Adolf Hitler.

Ésta no es la primera vez que miembros del Gobierno de Bolsonaro, uno de los más escépticos sobre la pandemia de la COVID-19, siembran la polémica al hacer referencias nazis.

Hace unas semanas, el canciller brasileño, Ernesto Araújo, fue instado a retratarse ante la comunidad judía del país por haber comparado las medidas de aislamiento social impuestas por los gobernadores del país para frenar el coronavirus a los campos de concentración nazis que mataron a millones de judíos.

Asimismo, el pasado enero el entonces secretario nacional de Cultura, Roberto Alvim, fue destituido de forma fulminante después de que emulara al ministro de Propaganda de la Alemania nazi, Joseph Goebbels, en un vídeo oficial.

FuenteEl Imparcial

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorMuere joven soldado Israel en ataque terrorista
Artículo siguienteSobreviviente del Holocausto de 99 años, se recupera de COVID-19; su esposo fue víctima del virus