Diario Judío México - Estados Unidos permitirá que los productos producidos en las ciudades israelíes de Judea y Samaria se etiqueten como hechos en Israel en lugar de Cisjordania, anunció el jueves el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, durante la primera visita de un canciller estadounidense a Cisjordania.

Las nuevas pautas “aseguran que las marcas del país de origen para los bienes israelíes y palestinos sean consistentes con nuestro enfoque de política exterior basado en la realidad. Este enfoque reconoce que los productores de la Zona “C” operan dentro del marco económico y administrativo de Israel, y sus productos deben ser tratados en consecuencia. Esta actualización también eliminará la confusión al reconocer que los productores en otras partes de Cisjordania son, para todos los propósitos prácticos, administrativamente separados, y que sus productos deben ser comercializados en consecuencia”.

Estados Unidos tampoco aceptará más las etiquetas que digan “Cisjordania/Gaza” para productos hechos por los palestinos, porque esas áreas están “política y administrativamente separadas”.

Pompeo revirtió 25 años de política estadounidense que requería que dichos productos fueran etiquetados como hechos en Cisjordania; la administración Clinton requirió que los bienes de los asentamientos fueran etiquetados de esa forma después de los Acuerdos de Oslo. Esas reglas no se hicieron cumplir, pero en 2016 el gobierno de Obama advirtió que etiquetar los bienes de los asentamientos como productos de Israel podría conllevar una multa.

El productor vinícola Yaakov Berg con una botella del producto que ha sido designado en honor a Mike Pompeo en la vinería Psagot, ubicada en el parque industrial de Shaar Binyamin en Judea (Foto: AFP)

El cambio de política se produjo el mismo día en que Pompeo anunció que el Departamento de Estado considera ilegal el movimiento de boicot, desinversión y sanciones (BDS) contra Israel. Ese anuncio incluye una condena al “etiquetado discriminatorio”, y los intentos de limitar el comercio con Israel o “cualquier territorio controlado por Israel, es decir, Judea y Samaria”.

Pompeo hizo estos anuncios este jueves 19, durante la primera visita de un secretario de Estado de Estados Unidos a una entidad israelí en Judea y Samaria, con una parada en la vinería Psagot en el Parque Industrial Shaar Binyamin. La visita de Pompeo se considera privada, y ningún funcionario del gobierno israelí se le unió.

Sus predecesores como secretarios de Estado solo han visitado Cisjordania bajo los auspicios de la Autoridad Palestina, pero nunca en un asentamiento, porque consideraban que la presencia de Israel allí era ilegítima.

Con Pompeo, en cambio, el Departamento de Estado sostiene que los asentamientos israelíes no son inherentemente ilegales. Pompeo fue más allá de esa simple declaración, al señalar que los judíos tienen un derecho histórico y religioso a esas tierras, algo que ninguna administración anterior de Estados Unidos ha reconocido jamás. Además, se refiere al área por su nombre bíblico, Judea y Samaria.

La administración Trump también aprobó un plan de paz que permitiría a Israel eventualmente anexar los asentamientos de Cisjordania, incluido el Parque Industrial Shaar Binyamin donde se encuentra la vinería. Esta empresa, establecida hace dos décadas, ha estado a la vanguardia de la batalla para legitimar los asentamientos de Judea y Samaria, en particular el tema del etiquetado de sus productos, y nombró una cosecha especial en honor a Pompeo, tras el cambio de política.

En 2015, la Unión Europea publicó directrices para sus Estados miembros sobre cómo usar las etiquetas para informar a los consumidores que la UE no considera que los productos judíos originados más allá de las líneas fronterizas anteriores a 1967 son hechos en Israel. Estas pautas eran sugeridas y no obligatorias. Pero cuando el ministro de Economía francés ordenó el etiquetado obligatorio de esos productos en 2016, el director ejecutivo de Psagot, Yaakov Berg, recurrió a los tribunales franceses, que fallaron a su favor en 2018 dictaminando que el etiquetado no puede ser obligatorio. Pero más de un año después, el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas anuló el fallo del tribunal francés, ordenando que los 27 países de la Unión Europea deben etiquetar los productos producidos sobre la Línea Verde como no fabricados en Israel.

El fallo de 2019 ayudó a que Pompeo cambiara la política estadounidense, considerar los asentamientos como ilegales o ilegítimos, a referirse a ellos como incompatibles con el derecho internacional.

Pompeo fue recibido en Psagot por una pequeña protesta del grupo de izquierda “Paz Ahora”. Los activistas se pararon frente a la vinería mientras aterrizaba el helicóptero de Pompeo, con carteles que decían: “USA, deja de socavar la paz” y “Los territorios ocupados no se pueden normalizar”. Esa organización declaró: “Al acudir a la Vinería Psagot, el secretario de Estado Pompeo parece estar redoblando la insistencia de su administración de que los asentamientos no son ilegales, a pesar de la abrumadora evidencia y el consenso internacional. Afortunadamente, este último y patético intento de socavar las perspectivas de paz mediante la normalización de los asentamientos fracasará tanto como lo hizo el Plan Trump”.

Sin embargo, la derecha israelí sostiene que la visita de Pompeo refleja la labor de la administración Trump para fortalecer la legalidad de los asentamientos. “La visita del secretario Pompeo es un evento histórico, que demuestra que Estados Unidos no solo considera que los asentamientos israelíes son realmente legales y legítimos en la práctica”, opinó el profesor Eugene Kontorovich, director de la Escuela de Derecho Internacional en el Kohelet Policy Forum, con sede en Jerusalén. “Si bien es poco probable que el sucesor de Pompeo repita esta visita, tampoco puede deshacerla. El secretario Pompeo ahora debería traducir su visita en política, asegurando que los vinos Psagot y otros productos israelíes de la zona puedan ser etiquetados como ‘Hecho en Israel’ cuando se exporten a EEUU, y evita que las administraciones futuras requieran que se etiqueten como ‘Hecho en Cisjordania’”.

Pompeo y su esposa visitaron la Ciudad de David en la Ciudad Vieja de Jerusalén el jueves por la mañana. Se espera que su recorrido continúe hacia Qasr el-Yahud en el valle del Jordán, sitio del bautismo de Jesús y donde el pueblo judío cruzó el río Jordán hacia Israel tras el éxodo de Egipto.

Luego planea visitar los Altos del Golán, otra novedad para un secretario de Estado donde recibirá un informe de seguridad del ministro de Relaciones Exteriores, Gabi Ashkenazi, así como una descripción general de la Guerra de Yom Kipur, que solicitó el propio Pompeo. Israel extendió su soberanía a los Altos del Golán en 1981, pero Estados Unidos solo lo reconoció como parte de Israel en 2018.


1 COMENTARIO

  1. Parece un juego de niños. Esto es mío y me lo quedo. Es una agresión a todas las normas del derecho internacional público y un avasallamiento de los legítimos derechos del pueblo palestino. Y una muestra de soberbia frente a la comunidad internacional. Factor de violencias, de inestabilidad, de guerras. Una lamentable despedida de Trump y su equipo que hablan de PAZ y siembran semillas calientes.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.