Diario Judío México - Una reina de belleza iraní ha solicitado asilo en Filipinas después de que una alerta de Interpol sobre ella presentada por Teherán la detuviera en el aeropuerto de Manila, según informó The Times of Israel.

Bahareh Zare Bahari ha estado detenida en la Terminal 3 del Aeropuerto Internacional Ninoy Aquino desde el 17 de octubre, mientras las autoridades examinan la acusación de Irán de haber agredido a un colega iraní en Filipinas y la contrademanda de Bahari de que la República Islámica la está atacando por su activismo político y que los cargos en su contra son falsos.

Bahari, que representó a Irán en el concurso Miss Intercontinental de 2018 en Manila y que ha estado estudiando odontología en Filipinas desde 2014, es una defensora de los derechos de la mujer y una defensora de los activistas de la oposición en su país.

A principios de este año enfureció al gobierno islamista de Irán al agitar una foto del prominente crítico del gobierno Reza Pahlavi en un desfile. El hecho de unirse a un concurso de belleza es en sí mismo desaprobado por los líderes religiosos conservadores.

Varios medios de comunicación han citado a Bahari diciendo que, si es deportada a Irán en cumplimiento de la notificación roja de Interpol, “me matarán”.

Estoy en contra de nuestro gobierno. El gobierno de Irán es terrorista. Siempre trato de [dar] voz [a] mi gente en los medios de comunicación”, dijo a The Philippine Star.

“Utilicé la foto de Pahlavi en el escenario para ser la voz de mi pueblo porque todas las noticias y los medios de comunicación están ignorando a mi pueblo”, dijo el martes a The Telegraph.

Bahari, que según las autoridades filipinas tiene 31 años a pesar de que su perfil en el concurso de belleza dice que tenía 21 años cuando se unió a la organización, no tiene ningún caso penal pendiente en su contra, según Markk Perete, subsecretario del departamento de justicia filipino.

La única razón por la que fue retenida en el aeropuerto, y realmente no lo llamamos detención, realmente la está impidiendo entrar al territorio filipino, es sólo por la Notificación Roja emitida en su contra”, dijo Perete a The Telegraph.

Sin embargo, Bahari se ha quejado de que no recibe ninguna información actualizada ni ninguna razón para seguir detenida.

Phil Robertson, subdirector para Asia de Human Rights Watch, fue citado por The Telegraph como instando a una “audiencia justa e imparcial de su reclamo” y diciendo que era “absolutamente crítico que Filipinas proporcione a Bahareh Zare Bahari apoyo, incluyendo acceso a asesoramiento legal, para compilar y presentar su solicitud de asilo”.

“A la espera de que se aclaren los detalles, no se debe tomar ninguna medida en virtud de la notificación roja de Interpol en Irán, especialmente porque, de acuerdo con las normas de Interpol, una notificación roja es nula y sin efecto si se descubre que la persona nombrada en la misma es un refugiado que huye del Estado que la emitió”.

FuenteNoticias de Israel
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorComunidad jasídica Satmar ha celebrado Simjat Torá y Sucot en Nueva York
Artículo siguienteGantz recibe esta noche el mandato de Rivlin
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.