Diario Judío México - “El Festival de la Tranquilidad” comenzó con una noche de estudio de la Torá en honor de Shavuot, cuando los judíos tradicionalmente se reúnen para estudiar Torá. El día siguiente contó con un recorrido por la ciudad y sus monumentos históricos.

La ciudad polaca de organizó su primer evento de celebración judío, “El Festival de la Tranquilidad”, durante la festividad judía de Shavuot.

Organizado por la Fundación para la Preservación de la Herencia Judía en , en colaboración con el emisario de Shavei en Rabbi David Szychowski, fue un evento singular que conecta el arte y la espiritualidad. El festival incluyó películas, estudio de la Torá, talleres de caligrafía y cocina, un concierto y más.

“Para escucharte a ti mismo y reflexionar sobre la realidad que nos rodea, se necesita tiempo y espacio”, dijo Szychowski. “Los residentes de se unieron a nosotros para hacer una pausa, abrirse y aprender sobre la vida contemporánea de la comunidad judía polaca”.

“El Festival de la Tranquilidad” comenzó el sábado 8 de junio con una noche de estudio de la Torá en honor a la fiesta de Shavuot, cuando los judíos tradicionalmente se reúnen para aprender. El día siguiente contó con un recorrido por los sitios judíos de la ciudad y sus monumentos históricos.

El “Festival de la Cultura Judía” en Varsovia se celebra anualmente desde 2004 e incluye teatro, música, películas y exposiciones judías (tanto en hebreo como en yiddish), incluso comida kasher. Su propósito es recordar la cultura judía en , que fue diezmada por el .

El 8 de septiembre de 1939, las fuerzas alemanas entraron en e inmediatamente comenzaron a atacar a los judíos, que constituían el 34 por ciento, o 223,000 personas, de la población de la ciudad antes de la guerra de 665,000.

A principios de 1940, los nazis obligaron a más de 164,000 judíos a vivir dentro de los límites del ghetto de , que estaba rodeado de alambre de púas y una cerca, y no tenía agua corriente ni electricidad. Fue el segundo ghetto más grande después de Varsovia, establecido por los alemanes durante el . Los residentes del ghetto procedían principalmente de y las zonas circundantes, pero también de Austria, la República Checa, Alemania y Luxemburgo.

En enero de 1942, los alemanes comenzaron a deportar a judíos del ghetto de Lodz a los campos de concentración nazis. Los nazis liquidaron el ghetto entre el 9 y el 28 de agosto de 1944, mientras deportaban a más de 60,000 residentes, en su mayoría judíos, a Auschwitz y Birkenau. Al final de la guerra, solo unos 900 judíos del ghetto de Lodz lograron sobrevivir.

“A pesar del hecho de que miles de jóvenes polacos tienen padres, abuelos o incluso bisabuelos que tuvieron que ocultar su identidad judía durante décadas, el ha sido testigo de un resurgimiento en desde la caída del comunismo, y estamos felices de que podamos celebrarlo”. Dijo el fundador y presidente de Shavei , Michael Freund.

Antes de la Segunda Guerra Mundial, era el hogar de más de 3 millones de judíos.

Hoy en día, aproximadamente 4.000 judíos están registrados oficialmente como residentes en , pero según los expertos, hay decenas de miles de personas en todo el país cuyos antecesores eligieron ocultar su identidad judía debido a la persecución que sufrieron bajo el nazismo y el comunismo.

En los últimos años, un número creciente de esas personas, popularmente conocidas como los “Judíos ocultos de Polonia”, han comenzado a explorar sus conexiones con el y el pueblo judío, muchos han regresado al , apoyados por el Gran Rabino de Polonia Michael Schudrich.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.