Diario Judío México - El primer ministro Benjamin Netanyahu le pidió calma al jefe del grupo terrorista , Hassan Nasrallah, mientras mantiene su posición de alerta frente a una posible represalia del grupo libanés en el norte a pesar de los esfuerzos informados de para calmar las tensiones entre Beirut y .

“Escuché el discurso de Nasrallah. Sugiero que se calme”, dijo Netanyahu en una ceremonia en a principios de esta semana.

En un ardiente discurso el domingo, Nasrallah prometió vengarse del Estado judío luego de un ataque israelí contra una instalación de almacenamiento de armas en Siria el sábado por la noche que dejó muertos a varios combatientes de .

También se culpó a de la aparente explosión o choque de dos drones en un área de Beirut controlada por y de un ataque aéreo contra un campamento palestino en las profundidades del Líbano, hecho que casi pasó inadvertido para el resto del mundo.

dijo que el ataque dentro de Siria había frustrado un complot del Cuerpo de Guardias Revolucionarios de para lanzar drones cargados de explosivos a , supervisados por el poderoso general iraní Qassem Soleimani, quien encabeza la fuerza Quds expedicionaria del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní.

“(Nasrallah) sabe muy bien que sabe cómo defenderse bien y pagar a sus enemigos en especie. Quiero decirle a él y al Líbano, que alberga esta organización que está tratando de destruirnos, y le digo esto a Qassem Soleimani: Ten cuidado con lo que dices y ten más cuidado con lo que haces”, lanzó Netanyahu.


debe honrar el acuerdo nuclear si quiere conversaciones

debe observar un acuerdo nuclear histórico y detener el «terrorismo económico» contra si quiere mantener conversaciones, advirtió el canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, en un claro endurecimiento endurecimiento de Teherán frente a un lapso cambio de la gestión de Donald Trump.

y Washington han estado encerrados en un amargo enfrentamiento desde el año pasado cuando el presidente de los se retiró unilateralmente del acuerdo de 2015 que dio alivio a de las sanciones a cambio de frenar su programa atómico.

Trump dijo el lunes que estaba listo para reunirse con el presidente de , Hassan Rouhani, en cuestión de semanas, en un posible avance alcanzado durante una cumbre del G7 en el balneario francés de Biarritz.

Pero Rouhani ha dicho que Washington primero debe levantar las sanciones impuestas desde su retirada del acuerdo nuclear, y el ministro de Relaciones Exteriores, Mohammad Javad Zarif, ratificó la postura.

« está involucrado en una guerra económica contra el pueblo iraní, y no será posible que nos relacionemos con a menos que dejen de imponer una guerra y se involucren en terrorismo económico contra el pueblo iraní», dijo a los periodistas durante una visita a Malasia.

«Hablamos con Estados Unidos, hablamos extensamente con Estados Unidos, llegamos a un acuerdo y ellos necesitan implementar el acuerdo que hemos alcanzado antes de que esperen tener más conversaciones», agregó, refiriéndose al acuerdo nuclear.

todavía estaba hablando con otras potencias mundiales involucradas en el acuerdo, dijo.

«Si (EE. UU.) quieren volver a la sala, hay un boleto que deben comprar, y ese boleto es para observar el acuerdo», sostuvo.

La declaración se produjo horas después de un informe de que Estados Unidos atacó y deshabilitó una base de datos crítica iraní utilizada para atacar a los petroleros en el Golfo Pérsico.

El anuncio de Trump esta semana se produjo después de que Zarif viajó a Francia el domingo por segunda vez en cuestión de días y sostuvo reuniones al margen de la cumbre del G7.

Israel está profundamente preocupado por la disposición declarada de Trump en principio de reunirse en el futuro cercano con Rouhani, dijeron los principales ministros el lunes por la noche. El temor es que el presidente