La y emocional sin duda se ha visto afectada a nivel familiar sin importar el nivel socioeconómico; el encierro, la incertidumbre, la recesión económica tiene a muchas madres y padres de familia; y sin duda a muchos abuelos en una situación difícil de sobrepasar.

Independientemente de la fase del en la que nos encontramos, cada ha tenido que tomar sus propias medidas y limites de seguridad. Lo que no podemos perder de vista es que tenemos que confiar en que los seres humanos, independientemente de la edad, tenemos por naturaleza la capacidad de recuperación.

La resiliencia es el proceso de poder adaptarse bien a los cambios y recuperarse lo más rápido posible a nivel emocional en momentos de estrés.

Como adultos somos el ejemplo para nuestros hijos en todo momento y parte de nuestra responsabilidad es enseñarles a través de acciones y pláticas que si somos capaces de ser resilientes; esto no es un símbolo debilidad, no quiere decir rendirse; por el contrario; adaptarse a los cambios aun que estos nos lleven a experimentar dolor, frustración, aburrimiento y cierta desesperanza, es la clave para poder seguir adelante; incluso salir fortalecidos.

Existen muchas investigaciones que han demostrado que existe resistencia de los seres humanos ante la resiliencia y quizás esto se deba a desconocer a fondo lo que significa, o a la negación; este común pensamiento de que “a mi no me puede pasar esto”. La realidad es que todos somos vulnerables y en la medida que aceptemos y enseñemos a los niños a aceptar la fragilidad, tendremos muchas más oportunidades de encontrar nuevas habilidades y fortalezas. ¡La humildad es de grandes!

La buena noticia es que la resiliencia si se puede aprender a través de fomentar en uno mismo y en los demás buenos pensamientos, ocuparnos en cosas sencillas pero que nos hagan pasar mejor cada momento. Encontrar diversión en cosas sencillas y cotidianas y llenar cada uno de nuestros sentidos de buenos mensajes, colores y contenidos que nos aporten valor.

Las características de una persona resiliente son las siguientes:

  • Ver el cambio como un reto, una oportunidad y un compromiso
  • Reconocer tus propios límites
  • Aceptar ayuda de otras personas
  • Autodisciplina
  • Autoeficacia
  • Apoyarte de éxitos pasados que aumenten tu autoestima
  • Tener un sentido realista sobre lo que si puedes y no puedes controlar
  • Conservar el sentido del humor
  • Llevar los pensamientos a la acción
  • Pensar más en positivo que en negativo
  • Tener habilidades de tolerancia a la frustración
  • Tener Fe

Desarrollar resiliencia puede ayudar a cualquiera a mantener relaciones afectuosas con los demás y a mantener una actitud más tranquila y positiva.

Sin duda, aquellos que desarrollan resiliencia tienden a hacer frente a la vida mucho mejor que aquellos que no lo son; la resiliencia es un buen camino de encontrar mas momentos de felicidad. Si bien, existen personas que tienen esta característica de manera natural, hay mucha información, tips y ejercicios que puedes ayudar a aquellos que se atreven a reconocer que no la tienen.

La historia nos los ha contado y ahora lo estamos viviendo en carne propia, cada quien desde su propia realidad personal y familiar que es difícil pero jamás imposible aprender a recuperarnos de la adversidad; utilizar la creatividad para encontrar soluciones.

Finalmente, la resiliencia es una habilidad que se puede nutrir y cultivar; lo importante es tener la intención y aplicarlo lo antes posible por tu bien y por el bien de todos aquellos que viven cerca de ti.

Por: Lizette Weber
LinkedIn: https://www.linkedin.com/feed/
TW: https://twitter.com/LizetteWeber8
www.lizetteweber.com
www.ludielpirata.com

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorUn paseo diferente, rico y divertido por Israel el Shuk de Majane Yehuda
Artículo siguienteJudith Feld Carr, la mujer que salvó a miles de judíos sirios